publicidad
publicidad
Independencia de México

19 de agosto de 1821 - Enfrentamiento en Atzcapotzalco, última acción de armas en la guerra de independencia

Este último enfrentamiento era decisivo, pues las líneas realistas aun controlaban zonas de importancia, como la ciudad de México y Veracruz, sin embrago la ciudad era un punto clave para la victoria, por lo que las tropas insurgentes valiente e inteligentemente ejecutando una estrategia donde rodearon la ciudad atacándola desde diferentes estados, lograron la posesión de la misma Los realistas estaban apostadas en Tacuba y en la hacienda de Clavería, Agustín de Iturbide había salido hacia Córdoba para la entrevista con el último virrey, por lo que los coroneles Quintanar y Anastasio Bustamante dirigieron la acción. Este último ocupó el molino de Santa Mónica, y las haciendas de Cristo y Careaga (hoy llamada el Rosario). El 19 de agosto de 1821 Nicolás Acosta, insurgente, entra a Azcapotzalco y llega al puente de El Rosario para atacar a los realistas. El tiroteó se inició bajo una lluvia que enlodaba el lugar.

El general Manuel Concha, realista, tenía su cuartel en Tacubaya, al escuchar el tiroteo se dirigió a Tacuba, después de las cuatro de la tarde, avanzó hacia Azcapotzalco.

Los Trigarantes salieron de Azcapotzalco y se retiraron a la Hacienda de Careaga. Concha los siguió hacia allá, pero luego decidió atraer la batalla hacia Azcapotzalco, tomando los realistas la Parroquia del lugar. Los Trigarantes, quienes con furia y valor saltaron al Atrio y enfrentaron cuerpo a cuerpo a los realistas y derrotándolos, los forzaron a retirarse hasta más allá del Puente del Rosario. La victoria fue del Ejército Trigarante y como consecuencia de esta batalla, los realistas abandonaron Clavería, Tacuba, Popotla y San Jacinto. Eventualmente días después de ésta victoria se declaró la Independencia de México.