publicidad
publicidad
Volcanes


                                                                            



    El Índice de Explosividad Volcánica o IEV (originalmente en inglés, Volcanic Explosivity Index, VEI) fue desarrollado por Chris Newfall de la U.S. Geological Survey, y Steve Self, de la Universidad de Hawai, en 1982, para proveer una medida relativa de la explosividad de las erupciones volcánicas.Tiene una escala de 8 grados y el índice es el producto de la combinación de varios factores mensurables y/o apreciables de la actividad volcánica. Por ejemplo, se considera el volumen total de los productos expulsados por el volcán (lava, piroclastos, ceniza volcánica), también la altura alcanzada por la nube eruptiva, duración de erupción, inyección troposférica y estratosférica de productos expulsados, y algunos otros factores sintomáticos del nivel de explosividad.

   De la combinación de los valores de esos factores se extrae una escala, con los grados de explosividad de una erupción volcánica, que se pueden asociar a las erupciones y los volcanes más importantes del mundo. El Índice de Explosividad Volcánica también sirven de guía para tomar medidas de precaución. De todas formas es muy importante saber qué hacer en caso de erupción volcánica  si se vive en un lugar cercano a un volcán activo.






Consecuencias de una erupción volcánica



   Los volcanes han ganado mala reputación a lo largo de la historia de la humanidad debido a las aterradoras consecuencias derivadas de sus erupciones, que no siempre hemos sido capaces de predecir. Desde muy antiguo el hombre ha sufrido por fenómenos terrestres, como los terremotos; marítimos, como los maremotos; y atmosféricos, como los temibles huracanes. Entre los efectos que producen los volcanes podemos encontrar los siguientes:

  • Los pueblos y las ciudades cercanos a los volcanes pueden ser sepultados por lavas y piroclásticos mortales por el calor y alta velocidad que alcanzan, tal y como ocurrió en la erupción del Vesubio en el año 79. d.c., que sepultó Pompeya.

  • La ceniza a pesar de ser benéfica a largo plazo, en principio es mortal para las especies vegetales y animales, debido a su composición química y al alto contenido en vidrio que causa intoxicación en los animales que consumen hierba contaminada. El desastre a la agricultura debido a esto genera altísimos costos monetarios y humanos por inanición en comunidades poco desarrolladas.

  • La ceniza puede destruir la infraestructura de comunicaciones, energía e infraestructura humana. También puede anular las comunicaciones inalámbricas como telefonía, satélites, postes telefónicos y telégrafos.

  • Las cenizas y gases volcánicos pueden envenenar las fuentes naturales y artificiales de agua con grave riesgo para la salud humana, agricultura y ganadería.También los piroclastos, lava volcánica pueden taponar los cauces de los ríos y canales artificiales causando inundaciones en unos lugares y sequías en otros.

  • Las erupciones plinianas, que arrojan gran cantidad de vapor y cenizas, pueden causar alteraciones climáticas a nivel mundial, provocando huracanes, olas de frío o calor y creando torrenciales aguaceros y lluvias ácidas. Tal es el caso del conocido como "año sin verano" que fue provocado por el volcán Tambora en 1816.

  • Los volcanes submarinos cercanos a las costas pueden provocar maremotos y tsunamis arrasando a las poblaciones costeras. Un ejemplo de esto es la violenta explosión del Krakatoa en 1883 causó gigantescas olas que provocaron la muerte a 36.000 personas, lanzando grandes barcos tierra adentro.



Las imágenes usadas en esta página web se encuentran bajo licencia Creative Commons o son de Dominio Público