publicidad
publicidad
Volcanes

   En esta página mostramos algunos de los volcanes más importantes del mundo, ya sea por sus características volcánicas, como por su relevancia histórica o cultural, y que pueden ayudar a comprender qué es un volcán o porqué resulta tan difícil su predicción. Algunos de ellos han protagonizado las peores erupciones volcánicas de las que tiene constancia el ser humano, quedando en la memoria de la humanidad por su temible destrucción, que en muchas ocasiones se podría haber minimizado si se hubiera sabido qué hacer en caso de erupción volcánica.

 

Monte Vesubio, Italia




   Se trata de un volcán activo de tipo vesubiano, con 1.871 metros de altura sobre el nivel del mar. Hay otros volcanes italianos, hoy activos y más altos que éste (Stromboli, Vulcano, Etna, etc), pero ninguno ocupa una página tan destacada en la historia de la Vulcanología, como el Vesubio. En el año 79 d.C, durante el imperio de Tito, parte de la Campania romana se vio asolada por una tragedia volcánica. El Vesubio, cerca de la actual Nápoles, cubría de cenizas en pocas horas la ciudad de Pompeya y anegaba en fango las de Herculano y Stabias. La cobertura con que el volcán recubrió a Pompeya ha facilitado, paradójicamente su conservación casi intacta, lo que ha permitido a los historiadores, desde el siglo XVIII, conocer muchísimos más detalles de la vida romana. La mayor parte de las 20.000 personas que murieron en dichas ciudades sufrieron asfixia debido a los vapores de azufre emanados del cráter del Vesubio. Hoy en día se considera que el Vesubio está extinguido. Es una atracción turística de primer orden y sus laderas están recubiertas de flora variada y viñedos. Entre los aspectos más importantes de los descubrimientos arqueológicos de Pompeya, destaca el grado de conservación extraordinario de los objetos encontrados. La lluvia de cenizas húmedas que acompañó a la erupción formó un sello hermético sobre la ciudad, conservando muchas estructuras públicas, templos, teatros, termas, tiendas y casas particulares. Además, entre las ruinas se encontraron los restos de más de 2.000 víctimas del desastre, incluidos varios gladiadores encadenados para que no se escaparan o se suicidaran.

Volcán Krakatoa, Indonesia





   El 27 de agosto de 1883 la isla volcánica de Krakatoa se hundía en el estrecho de Java y Sumatra, debido a una erupción explosiva del volcán del mismo nombre. Muchos testigos pensaron que se trataba del Día del Juicio Final. De hecho, el ruido provocado por la explosión volcánica se pudo oir a unos 4800 kilómetros de distancia. Su saldo de víctimas fue de 40.000 muertos, la mayoría de habitantes de islas colindantes, que fueron literalmente barridas por olas de hasta 35 metros de altura –tsunamis- (las crónicas cuentan cómo un barco militar europeo fue encontrado en plena selva indonesa, a casi 4 kilómetros de la costa más cercana). La potencia destructiva de la explosión del volcán Krakatoa, medida en megatones superaría cuatro veces la bomba nuclear más mortífera creada por el hombre. Desde 1927, 44 años después del hundimiento en el océano de la isla volcánica Krakatoa, se empezaron a registrar nuevas erupciones en el fondo del mar. El material volcánico que ha salido a la superficie ha venido conformando a lo largo del último siglo una nueva isla, conocida por los habitantes de Java y Sumatra como Anak Krakatoa (el hijo de Krakatoa), del que dicen será más mortífero aún que su padre, dada la acumulación de fuerzas volcánicas en el fondo marino que persiste aún hoy en día.




Volcán Nevado del Ruíz, Colombia



   Estratovolcano de tipo vulcaniano, cubierto por un glaciar, que cubre 200 km cuadrados. Se encuentra situado en las cercanías del departamento colombiano de Tolimá, y alcanza una altitud de 5400 metros sobre el nivel del mar. Este volcán es tristemente famoso por la erupción que en noviembre de 1985 causó 23.000 víctimas mortales y la desaparación total de la población de Armero, arrastrada por una avalancha de fango, llamada en términos geológicos, lahar, y que a su vez desbordó las cuencas del río Lagunillas. Armero ya había sido construída un siglo antes sobre material volcánico y piroclástico procedente del volcán Nevado del Ruíz. En esta ocasión, el Nevado del Ruiz, tenía en su cumbre una gruesa capa de hielo y nieves, que se derritieron con las explosiones y altas temperaturas que se alcanzaron en el cráter. Todo ese material derretido rodó por las laderas del monte encontrando en el valle de Armero el escenario propicio para la catástrofe. A su vez, la lava al ser enfriada por el glaciar que rodeaba su cresta, cubrió la atmósfera de un manto espeso de ceniza que no tardó en llover sobre la ciudad de Armero. No obstante los vecinos no evacuaron inmediatamente la población cuando la ceniza cubría casas y calles, puesto que las autoridades no previeron el efecto catastrófico posterior, provocado por aludes y lahares.



Volcán Kilauea, Hawai



   En el territorio de los Estados Unidos cabe destacar el volcán Kilauea, un volcán en escudo, característico de los volcanes con erupciones de tipo hawaiano. Tiene una altitud de 1.122 metros sobre el nivel del mar. Se asienta en la parte sur de la isla hawaiana de Mauna Loa, es uno de los más activos del planeta. Se caracteriza por su lenta emisión, casi ininterrrumpida de lava, que puede cubrir grandes extensiones de terreno e incluso llegar al mar, formando uno de los espectáculos más vistosos de la naturaleza, cuando los pedazos de roca ardiente y brillante se sumergen en las aguas del océano pacífico y con el tiempo se consolidan, por lo que este tipo de volcán, consigue que la isla le gane metros al mar. Una larga erupción en 1983, produjó flujos de lava que cubrieron una extensión de 100 km cuadrados y destruyeron unas 200 casas. La impresionante caldera del Kilauea tiene una profundidad de 165 metros, y su diámetro varía entre 3 y 5 kilómetros. En detrimento de otros volcanes hawaianos, como Loihi, Mauna Loa o el Hualalai, el Kilauea es considerado por los nativos como el hogar de la diosa del fuego, Pele.



Monte Fuji, Japón



   Se trata de un volcán de tipo estratovolcano (LINK:1. ¿Qué es un volcán?), construido sobre el solapamiento de un grupo de volcanes más antiguos, durante una época postglacial, hace entre 11.000 y 8.000 años A.C. por lo que es un volcán relativamente reciente, siendo además el punto más alto de todo Japón, con 3.776 metros de altitud. Se encuentra en el Japón central, justo al oeste de Tokio. El monte Fuji es un cono volcánico, actualmente activo, pero con poco riesgo de erupción. La última erupción registrada fue en el año 1707, cuando se formó un nuevo cráter y un segundo pico.

Desde la Antigüedad se ha considerado un monte sagrado y en la actualidad se trata de un importante reclamo turístico, donde además se puede practicar alpinismo entre los meses de julio y agosto. Aparece frecuentemente en las muestras de arte japonés. De entre ellas destaca la obra 36 vistas del monte Fuji, del pintor ukiyo-e Katsushika Hokusai. También aparece en la poemas de la literatura japonesa.



Monte Kilimanjaro, Tanzania



   Se encuentra en el nordeste de Tanzania, y tiene una altitud de 5.891 metros sobre el nivel del mar, lo que le convierte en el punto más elevado de toda África, dentro de las denominadas "Siete Cumbres", que serían las cumbres más altas de cada continente. El desnivel con respecto a la sabana que lo rodea, en la base, va de 4.800 a 5.200 metros por lo que también es la montaña aislada más alta del mundo. Tiene una superficie total de 388.500 hectáreas.
Es una montaña formada por tres volcanes inactivos: el Shira, en el oeste, de 3.962 metros de altitud, el Mawebzi al este, de 5.149, y el Kibo, más reciente en su formación geológica, con 5.891 metros. El Kilimanjaro tiene campos de hielo en su cumbre, que se están reduciendo desde principios del siglo XX. Hoy en día es un importante atractivo turístico.




Volcán Popocatepetl, México



   Es un estratovolcano, cuyo nombre en lengua azteca significa "montaña que humea". Tiene una altitud de 5.426 m sobre el nivel del mar, siendo el segundo volcán más alto de México por detrás del Pico Orizaba de 5.610 m. Se encuentra situado a 70 km de la ciudad de México. Los estudios paleomagnéticos revelan que tiene una edad aproximada de 730.000 años. Los vulcanólogos han llegado a la conclusión de que al menos tres conos volcánicos anteriores fueron destruídos durante el Pleistoceno, produciendo avalanchas volcánicas que cubrieron las áreas alrededor de la parte sur del volcán. Ha tenido erupciones históricas, registradas en los códices Aztecas desde tiempos precolombinos. Presenta glaciares perennes en la punta de la montaña, que amenazan con derretirse en caso de una erupción volcánica, formando coladas de lodo, lahars, que pondrían en peligro a los pueblos cercanos.

El Popocatépetl ha sido en el pasado uno de los volcanes más activos de México. Se han registrado 18 erupciones desde 1354. En el año 1947 comenzó un periodo de actividad con una erupción de consideración. En 1994 se registró una explosión que produjo gas y cenizas que fueron transportados a más de 45 km de distancia. Actualmente tiene una actividad moderada, emitiendo fumarolas y repentinas expulsiones de  ceniza y materiales volcánicos. En el año 2000 tuvo lugar la última erupción, en la que se evacuaron miles de personas de las cercanías. En el año 2005 otra nueva explosión provocó la expulsión de lava y una columna de humo y cenizas de 3 km de altura. El Popocatepetl tiene una fuerte presencia en la mitología azteca, con diferentes leyendas que hablan sobre su formación. Se le atribuyen poderes mágicos y es venerado como si fuera un Dios, llamado popularmente "Don Goyo", al que se le dan ofrendas y se le piden buenas cosechas.




Volcán Tambora, Sumatra, Indonesia



El Tambora es un estratovolcán, que tiene una caldera de 8 km de diámetro y 2.850 m de altitud sobre el nivel del mar, situado en la isla de Sumbawa, Indonesia. Es uno de los volcanes más importantes del mundo. Protagonizó una de las catástrofes naturales que más han afectado al planeta Tierra, con una de las erupciones más fuertes de los últimos 10.000 años, en abril del año 1815, que causó unas 60.000 víctimas mortales directas y provocó un invierno volcánico a nivel mundial debido a la gran cantidad de cenizas vertidas a la atmósfera, que taparon la luz del Sol, en el conocido como "año sin verano" de 1816. Las anormalidades del clima propiciaron un invierno severo que destruyó las cosechas del norte de Europa y del nordeste estadounidense. Desde el año 1815 sólo ha continuado con actividades de vulcanismo, con algunas erupciones menores.



El Monte Etna, Sicilia, Italia



    El estratovolcán Etna también conocido en Italia como Mongibello, se encuentra en Sicilia y es el volcán activo más grande de la placa tectónica euroasiática. Está documentado históricamenmás desde la antigüedad, con registros que se remontan hasta el año 1500 a.c. Las flujos de lava de composición basáltica cubren la mayor parte de la superficie del volcán, unos 1.190 km2, con una base en circunferencia de 140 km de diámetro.

    Hace miles de años, el flanco del este de la montaña experimentó un colapso catastrófico, que generó un enorme deslizamiento de tierra, de una forma similar a lo pasó en la erupción del Monte Sta. Helena, en 1980. El deslizamiento dejó una gran depresión en el lado del volcán. Investigaciones llevadas a cabo en el año 2006 revelan que es posible que éste deslizamiento ocurriera alrededor del año 6.000 a.c., provocando un enorme tsunami que dejaría su marca en muchos lugares del este del Mediterráneo.

    El Monte Etna también tiene una relevancia considerabe dentro de la mitología griega. Su nombre derivaría de la ninfa Etna, hija del gigante Briareo y de Cimopolia, o de Urano y Gea, y que fue la jueza de las disputas entre Démeter y Hefestos, o Ceres y Vulcano, por la posesión de Sicilia. En la mitología griega, el Etna tenía en su interior las fraguas de Hefesto, o Vulcano, que trabajaba con cíclopes y gigantes. Además el monstruo Tifón se encontraba debajo de la montaña, provocando terremotos y erupciones de fuego y humo.



Monte Sta. Helena, Washington, Estados Unidos



    El Monte St. Helena es un estratovolcán que se encuentra activo, en el estado de Washington, Estados Unidos. Tiene una altitud de 2.550 m de altitud, aunque antes de la famosa erupción de 1980 tenía una mayor altitud. En la lengua de los nativos de la región, los Klickitat, se llama Louwala-Clough, que significa "montaña humeante". La montaña se formó durante nueve periodos eruptivos que empezaron hace 40-50.000 años, y ha sido el volcán más activo de la "Cascade Range" durante el Holoceno. Hace  más de 2.200 años, expulsó tephra, lava, y coladas pyroclásticas que fueron formando el volcán tal y como es hoy, un gran cono de escombros compuesto de piedra de lava intercalada con ceniza volcánica y piedra pómez. También incluye capas de basalto y andesita. Forma parte del conocido como Cinturón de Fuego del Pacífico, que incluye más de 160 volcanes activos.


    El 18 de mayo de 1980 tuvo una catastrófica erupción, la más mortífero y económicamente destructora en la historia de los EE.UU., en la que murieron 54 personas y se destruyeron 250 casas, 47 puentes, 24 kilómetros de vías férreas y 300 km de autopista. La erupción provocó una masiva avalancha de escombros de hasta 2,3 km3 en volumen, siendo la mayor de la historia registrada, que cambió la forma del cráter, restándole altura, y pasando a ser en forma de herradura de 1,5 km de ancho.



Volcán Mauna Loa, Hawái



    Es el volcán en escudo más activo de las Islas Hawaianas, y el volcán más grande del mundo. No en vano, en hawaiano, Mauna Loa significa "montaña alta". Su volumen estimado es de 75.000 km3,  con una altura de 4.170 metros sobre el nivel de la base, y 9.000 metros sobre el fondo del mar, ya que realmente se trata de una montaña que emerge del océano. Forma parte del Cinturón de Fuego del Pacífico y su magma proviene de un punto caliente del manto terrestre que se encuentra muy por debajo de la isla, y que es responsable de la formación de las islas hawaianas. Es uno de los cinco volcanes que forman la isla de Hawái, con los volcanes Kilauea, Hualalai, Kohala y Mauna Kea. Se conocen unas 33 erupciones registradas, las últimas se produjeron en el año 1984. Las erupciones suelen ser de tipo hawaiano, lo que sería un IEV de 0, no violentas. La forma de volcán en escudo es debida a que la lava que emana es muy fluida, con una baja viscosidad, lo que provoca que sus pendientes no sean tan pronunciadas, y la lava caiga sin formar un cono.




Volcán Teide, España



    El Teide es un estratovolcán de tipo vesubiano (LINK: 1. ¿Qué es un volcán?), que se encuentra activo en la actualidad. Es el tercer volcán más alto sobre el nivel del mar, después de los volcanes hawaianos Mauna Loa y Mauna Kea, con 3.718 metros sobre el nivel del mar, y 7.000 metros sobre el lecho oceánico. También es el pico más alto de España, y de todo el Océano Atlántico. Por el valor de su fauna y flora, el Parque Nacional del Teide, espacio natural protegido en la categoría de Monumento Natural, fue declarado Patrimonio de la Humanidad. Tiene una extensión de 3.606,7 hectáreas. La última erupción volcánica que tuvo fue en el año 1798, la de Narices del Teide. Regularmente sigue emitiendo fumarolas.

   Tiene una rica mitología y registros históricos del paso de navegantes, como Cristóbal Colón que según cuenta en su diario de abordo, avistó el Teide en erupción. Para los aborígenes guanches, era un volcán sagrado, al que se llamaba Echeyde y cuyo significado era "infierno", en el que vivía el demonio, Guayota, que secuestró al dios Magec, dios del sol y la luz, y se lo llevo al interior del Teide. Entonces los guanches pidieron clemencia al dios supremo, Achamán, que consiguió derrotar a Guayota, rescatando a Magec y taponándo el cráter. La leyenda cuenta que ese tapón sería lo que se conoce como Pan de Azúcar, un cono de color blanquecino que corona el Teide.


    La Isla de Tenerife está compuesta por un complejo solapamiento de estratovolcanes del periodo Mioceno-Cuaternario, que han permanecido activos durante tiempos históricos. La caldera de Las Cañadas parece haber sido formada por el colapso que siguió a una enorme explosión múltiple o al resultado del deslizamiento masivo de materiales del volcán, o por una combinación de ambos procesos. La actividad volcánica eruptiva más reciente comenzó en el pleistoceno y dió lugar a la formación de Pico Viejo y el Teide.



Eyjafjallajokull, Islandia



    Es un estratovolcán situado en Islandia, recientemente famoso por los efectos de la nube de cenizas que provocó su erupción el 14 de abril del 2010. Las últimas erupciones registradas fueron entre los años 1821 y 1823, aunque ha tenido periodos eruptivos frecuentementes desde la Edad del Hielo. Se calcula que tiene una antigüedad de 700.000 años. Tiene una altitud de 1.666 metros, y está cubierto por un glaciar, que le da el nombre, el glaciar Eyjafjallajokull, uno de los más pequeños de Islandia. El volcán tiene un cráter de unos 3-4 km y una extensión aproximada de 100 km2. Islandia presenta una gran actividad volcánica, siendo un país muy avanzado en la explotación de la energía geotérmica.

    El Eyjafjallajokull es un buen ejemplo de lo que puede llegar a afectar a nivel mundial la erupción de un volcán, aunque en este caso lo más afectado han sido las comunicaciones aéreas, provocando grandes pérdidas económicas, por la suspensión de más de 20.000 vuelos comerciales. La erupción del 14 de abril del 2010, ocurrió en el cráter que se encuentra en el centro del glaciar, siendo una erupción explosiva subglaciar. Provocó el deshielo del mismo, con inundaciones que obligaron a la evacuación de más de 800 personas, arrojando gran cantidad de ceniza volcánica a la atmósfera. Es ésta ceniza, con gran cantidad de flúor y sílice en partículas finísimas, elementos tóxicos para los animales, la que formó la nube volcánica que ha estado afectando al tráfico aéreo del norte y centro de Europa, durante varias semanas. No se sabe cuánto tiempo durará la erupción, o si parará y luego volverá a ponerse en actividad eruptiva. De todas formas la Oficina Metereológica Islandesa, Icelandic Met Office, monitorea e informa de cada cambio en la actividad volcánica del Eyjafjallajokull.


Las imágenes usadas en esta página web se encuentran bajo licencia Creative Commons o son de Dominio Público