publicidad
publicidad
Huracanes

Causas de huracanes

  
   Los huracanes traen consigo vientos destructivos, lluvias torrenciales, inundaciones y tornados. Una solla tormenta puede causar estragos en poblaciones costeras e interiores y en espacios naturales en cientos de kilómetros cuadrados. Pero, ¿qué es un huracán? Es uno de los más devastadores fenómenos meteorológicos ya que son capaces de destruir grandes superficies y territorios alcanzando velocidades que pueden superar los 250 km/h. Las causas de los huracanes son muy variadas y de procedencia distinta. Existen numerosos factores que influyen en la aparición de los huracanes, desde los fenómenos meteorológicos, pasando por las regiones en las que se originan, hasta la propia estructura del huracán. Además muchos de nosotros seguramente no conozcamos todo el vocabulario necesario para entender su funcionamiento, por lo que necesitaremos un glosario de referencia.




Este fenómeno se forma a partir de sistemas de bajas presiones con actividad lluviosa y eléctrica. Los huracanes tienen distintos nombres según la zona o la región en la que se producen. Así se le llama ciclón tropical en el Caribe, tifón en el Océano Índico y mar de Japón, baguío en Filipinas y willy-willy en Australia. 
También puede recibir nombres distintos atendiendo a la velocidad a la que se produce:

  • Depresión Tropical: son vientos cuya velocidad máxima a nivel del mar es inferior o igual a 62 km/h.
  • Tormenta tropical ciclón tropical de núcleo caliente, cuyo viento máximo a nivel del mar oscila entre los 63 y los 117 km/h.
  • Huracán: ciclón tropical de núcleo caliente cuya velocidad media a nivel del mar puede ser de 118 km/h o superior, dependiendo de la categoría del huracán.


     Existen una serie de causas y de disposiciones favorables para que se produzcan estos huracanes. Así, en aguas cálidas del trópico suelen formarse sistemas de baja presión y ondas tropicales. Podemos decir que existen 5 factores fundamentales que deben estar presentes para que se dé un huracán:

  • Un disturbio atmosférico preexistente en el que se incluyan tormentas.
  • Temperaturas oceánicas cálidas, al menos 26 °C, desde la superficie del mar hasta 15 metros por debajo de ésta. A esa temperatura, el agua del océano se está evaporando al nivel acelerado requerido para que se forme el huracán. Es ese proceso de evaporación y la condensación eventual del vapor de agua en forma de nubes, el que libera la energía que le da la fuerza al sistema tormentoso para generar vientos fuertes y lluvia.
  • Viento: vientos débiles en los niveles altos de la atmósfera que no cambien mucho en dirección y velocidad. La presencia de viento cálido cerca de la superficie del mar permite que haya mucha evaporación y que comience a ascender sin grandes contratiempos, originándose una presión negativa que arrastra al aire en forma de espiral hacia adentro y arriba, permitiendo que continúe el proceso de evaporación. En los altos niveles de la atmósfera los vientos deben ser débiles para que la estructura se mantenga intacta y no se interrumpa este ciclo.
  • El Giro: la rotación de la tierra eventualmente le da movimiento en forma circular a este sistema que comienza a girar y desplazarse como un gigantesco trompo. Este giro se realiza en sentido contrario al de las manecillas del reloj en el hemisferio norte y en sentido favorable en el hemisferio sur.
  • Humedad: el huracán necesita la energía de evaporación como combustible y para ello tiene que haber mucha humedad. La humedad se da con mayor facilidad sobre el mar, de modo que su avance e incremento en energía ocurre allí más fácilmente, debilitándose en cambio al llegar a tierra firme.



 

Regiones de huracanes



     A partir de los factores que hemos visto, los huracanes se forman en unas zonas determinadas del mundo. Así como existe la Cuenca del Atlántico podemos encontrar otras 6 cuencas o áreas en las que se forman ciclones tropicales. Las personas que vivan en estas áreas deben ser precavidas y saber qué hacer en caso de huracán. A nivel mundial, la formación de tormentas tropicales se produce en verano, cuando la temperatura del agua es mayor, pero cada zona tiene su propio patrón de temporada.

 
  • Norte de la Cuenca del Atlántico. Está compuesta por el océano Atlántico, el golfo de México y el mar Caribe. Es el lugar donde surgen los huracanes que afectan ocasionalmente a Costa Rica. Esta cuenca ha sido testigo de algunos huracanes famosos como Gilbert, Mitch o Katrina, que se han retirado de las listas de nombres de huracanes para que no se repitan en los huracanes del futuro. Las zonas de formación de depresiones tropicales en la Cuenca del Atlántico cambian con respecto al mes del año y varía mucho de una temporada a otra, oscilando entre una y veinte al año, con una media general de 10. A veces esta media es superada ampliamente, como en la temporada de huracanes del 2005, que se registraron 28. La temporada aqui va del 1 de junio al 30 de noviembre.
  • Noreste de la Cuenca del Pacífico: Es la segunda región más activa del mundo y la más densa (mayor número de tormentas en una región más pequeña del océano). Las tormentas aqui pueden afectar a México, Hawai. El Centro Nacional de Huracanes establece la temporada del 15 de mayo al 30 de noviembre.
  • Noroeste de la Cuenca del Pacífico: es el lugar donde más huracanes se forman, en comparación con el resto del planeta, con un promedio de 26 tormentas tropicales y 15 tifones al año. Las islas Filipinas son afectadas por ciclones tropicales más que cualquier otro país en el mundo. Se producen tifones practicamente durante todo el año, por lo que no existe una temporada oficialmente establecida.

  • Norte del océano Índico: (incluyendo la bahía de Bengala y el mar de Arabia): al contrario que el anterior, esta es la zona donde se forman el menor número de ciclones tropicales (5-6 tormentas y 2-3 ciclones), sin embargo pueden ocasionar gran destrucción cuando hacen impacto en lugares como Bangladesh, causando miles de muertes. Se cree que un ciclón que impactó Bangladesh en 1970 mató por lo menos 500.000 personas, convirtiéndose en uno de los peores huracanes de la historia y en el más mortífero. En esta zona se produce un doble pico de actividad en mayo y en noviembre, aunque se producen ciclones tropicales desde abril hasta diciembre.
  • Suroeste del océano Índico (de África a 100° este): es una zona poco documentada puesto que apenas existen datos sobre ella. La actividad tropical producida aquí afecta a Mozambique, Madagascar, Islas Mauricio y Kenia.
  • Suroeste de la cuenca indo/australiana (100 °E-142°E) Esta cuenca y la anterior tienen ciclos anuales de huracanes muy similares, comenzado a finales de octubre principios de noviembre, alcanzando dos picos de actividad (a mediados de febrero y a mediados de enero) y terminando en mayo.
  • Cuenca australiana/suroeste del Pacífico (142°E-120°O): Aquí la actividad empieza a finales de octubre, principios de noviembre, llega al máximo a finales de febrero principios de marzo y desaparece a principios de mayo.


 

Estructura de un huracán



     Las partes más importantes de un huracán son el ojo, la pared del ojo y las bandas de lluvia en espiral.

 

  • El ojo: Es un área de relativa calma en el centro de un huracán, que se extiende desde el nivel del mar hasta niveles altos de la atmósfera y está rodeado por una pared de cúmulo-nimbos. En el interior del ojo no hay nubes debido a que prevalecen los movimientos descendentes (subsidencia). Este descenso del aire genera altas temperaturas y una disminución de la humedad relativa. Hasta aquí llegan los Cazadores de Huracanes  para tomar datos del huracán.

  • La pared del ojo: Es la densa pared de cúmulo-nimbos que rodea al ojo. Allí se encuentran dos fuerzas opuestas: la fuerza del aire que se mueve hacia el centro y la fuerza centrífuga, hacia afuera. En la pared del ojo se registran los vientos más intensos y allí se originarían los tornados.

  • Las bandas de lluvia en espiral. Las bandas de lluvia externas del huracán pueden extenderse a varios cientos de kilómetros del centro. Estas densas bandas de cúmulo-nimbos, que rotan lentamente en espiral en sentido opuesto al de las agujas del reloj en el hemisferio norte, pueden medir de unos pocos kilómetros a decenas de kilómetros de ancho y de 80 a más de 450 km de longitud.

Terminología de huracanes



    Para poder entender mejor todo lo que se refiere a los huracanes es conveniente que demos un repaso a algunas palabras importantes que nos vamos a encontrar.
  1. Ciclón: denominación de huracán en el Océano Índico.
  1. DHS (Department of Homeland Security) se trata de un departamento de seguridad americano que actúa ante fenómenos naturales, sociales, económicos…que afecten al orden de la sociedad. Es el Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos. Se encarga de las emergencias y desastres, de la inmigración y fronteras, investigación y tecnología y amenazas y protección entre otros asuntos.
  1. Depresión tropical: se ha identificado como una zona de baja presión con rotación circular de nubes y vientos hasta 38 metros por hora.
  1. Deslaves: cualquier combinación de materiales tales como rocas, lodo, árboles, ramas y otros objetos que son movidos y depositados por la creciente acción de la lluvia.
  1. Efecto invernadero: aumento de la temperatura de un planeta provocado por el calor solar retenido por los gases en la atmósfera, como así lo hacen los vidrios de un invernadero. Los "gases del efecto invernadero" más eficientes son el vapor de agua y el dióxido de carbono. Gracias al efecto invernadero moderado hay vida sobre la Tierra. El efecto invernadero descontrolado provoca grandes desajustes climatológicos en el planeta y es causante de múltiples desastres naturales.
  1. Escala de Saffir-Simpson: la escala Saffir-Simpson define y clasifica la categoría de un huracán en función de la velocidad de los vientos del mismo. Va desde la categoría 1 que es la menos intensa a la categoría 5 que es la más destructiva.
  1. FEMA. Federal Emergency Management Agency: Agencia de Protección Civil perteneciente al Departamento de Seguridad Nacional desde 1979.
  1. Halon: el halon es una sustancia que se usa en algunos extintores y que es excelente en caso de fuegos eléctricos, adecuados para fuegos de clase B (tales como nafta, querosenos, aceites…) y aceptables para fuegos de clase A (fuegos en maderas, papel, telas, gomas…) y C (producido por gases y fuegos eléctricos.
  1. Hurricane Hunters:escuadrón de reconocimiento meteorológico de las Fuerzas Aéreas (Air Force) de USA.
  1. Huracán: gran perturbación que se produce en regiones tropicales de la atmósfera donde las aguas del océano son relativamente cálidas (temperatura alrededor de 26°C). Se caracteriza por un gran centro de baja presión, en torno al cual el aire gira a gran velocidad abarcando una extensión de varios cientos de kilómetros.
  1. Meteorología: ciencia encargada del estudio de la atmósfera, de sus propiedades y de los fenómenos que en ella tienen lugar. El estudio de la atmósfera se basa en el conocimiento de una serie de magnitudes o variables meteorológicas como la temperatura o la presión atmosférica.
  1. Meteorólogo: científico encargado del estudio de la meteorología, es decir, de la atmósfera y los fenómenos que tienen lugar en ella.
  1. National Oceanic and Atmospheric Administration (NOAA): Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de USA fundada en 1970. Ofrece abundante información en variadas secciones, entre las que se encuentra la predicción de mareas, mapas, biblioteca fotográfica, bases de datos.
  1. NHC. National Hurricane Center: Centro Nacional de USA dedicado al estudio de los huracanes. Forma parte del NOAA.
  1. NWS. National Weather Service: Centro Nacional de USA dedicado a la climatología. Forma parte del NOAA. Suministra información sobre cualquier incidencia climatológica en el territorio de los USA, incluyendo detallados partes locales.
  1. Onda tropical: vaguada de baja presión en el flujo de los vientos alisios con movimiento al oeste. Los nublados y la lluvia se observan, por regla general, detrás del eje de la onda.
  1. Oscilación del Sur el Niño : Fenónemo consistente en el calentamiento de las aguas del Pacífico. También llamado ENSO (El Niño-Southern Oscillation) por sus siglas en ingles, ocurre cada 2 a 7 años e influye notablemente en el comportamiento del clima en varios lugares alrededor del mundo. Consta de dos episodios: cálido/El Niño y frío/La Niña. La Niña se define como un descenso de las temperaturas de la superficie del mar en el Pacífico.  
 
  1. Presión atmosférica: la presión atmosférica es el peso del aire sobre la superficie terrestre. La atmósfera pesa a una media de 1013 milibares (o 1013 hectopascales) al nivel del mar, aproximadamente una tonelada por centímetro cuadrado. Pero cuando el aire está frío desciende, haciendo aumentar la presión y provocando estabilidad. Se forma entonces un anticiclón térmico. Cuando el aire está caliente asciende, haciendo bajar la presión y provocando inestabilidad.
  1. Satélites espaciales meteorológicos: es un satélite diseñado exclusivamente para recepción y transmisión de información meteorológica. Los datos que proporciona son en su mayoría en tiempo real, especialmente imágenes. Existen dos clases de ellos, los geoestacionarios y los polar-sincrónicos.
  1. Tifón: nombre que reciben los huracanes en las costas del Pacífico Tropical Occidental.
  1. Tormenta tropical: ciclón tropical con vientos máximos sostenidos entre 62 Km./h (34 nudos) y 117km/h (63 nudos). Cuando llega a este punto el sistema recibe un nombre para poder identificarlo y seguirlo.
  1. Willy-Willy: denominación de los huracanes específica de las costas de Australia.
  1. WMO. World Meteorological Organization : Organización Meteorológica Mundial. Nació el 23 de marzo de 1953 como agencia especializada de las United Nations (UN, ONU).

Las imágenes usadas en esta página web se encuentran bajo licencia Creative Commons o son de Dominio Público