Oscars

Ceremonia de los Oscars

Desde aquella primera e histórica ceremonia de los Oscars celebrada el 16 de Mayo de 1929 en el Roosvelt Hotel, la mítica Noche de los Oscar ha cambiado mucho, aumentando el glamour, la importancia y la visibilidad mediática. 

En un principio la ceremonia de los Oscars era un simple banquete, en el que se entregaban unos premios que eran ya conocidos con anterioridad, por lo que los nominados no se encontraban allí. El salto hacia las grandes ceremonias que hoy conocemos se produjo cuando los nombres de los premiados dejaron de ser conocidos, para ser secreto y dar más emoción a la Noche de los Oscars

Uno de los grandes cambios que se han producido en la Academia se produjo en el 2002 cuando la ceremonia dejó de celebrarse en el Dorothy Chandler Pavilion de Los Ángeles para hacerlo en el Kodak Theatre.

El Kodak Theatre es la denominada "joya de la corona" de las celebraciones de Hollywood, con una capacidad de 3400 personas divididas en diferentes niveles, balcones, butacas y reservados. Es una construcción de estilo clásico y moderno inspirado en el artista Miguel Ángel y en la construcción del Capitolio del Vaticano en Roma. En el centro se sitúa una gran media luna donde se sitúan los medios de comunicación y las televisiones de medio mundo.

Ceremonia de glamour

Los medios de comunicación han impulsado a la ceremonia de los Oscars hasta lo más alto, haciendo de la gala y de todo lo que acompaña a la Academy Awards Organization un verdadero espectáculo y fenómeno social.

Pero lo que más relevancia ha conseguido es la gran fiesta que se celebra después de la ceremonia, en la que todos los medios de comunicación pueden recoger la alegría de los ganadores y la decepción de los que sólo han sido nominados.

Además de esta gran fiesta hay una gran cantidad de fiestas privadas caracterizadas por los trajes de diseño, las limusinas, el glamour y la elegancia, que se organizan de la mano de muchas organizaciones benéficas. Cerca de 46 organizaciones de caridad forman parte de la Ceremonia de los Oscars ya que según Bruce Davis, director ejecutivo de la Academia: "Nosotros creamos la Noche de los Oscars de América para permitir a las personas de todo el país participar del nerviosismo y la emoción que genera la Academy Awards, y a la vez hacer una obra benéfica"

Los beneficios obtenidos en estas fiestas se destinan a dichas organizaciones, las cuales desde 1994 han recibido más de 15 millones de dólares.

Curiosidades

  • El célebre "The winner is..." fue sustituido en 1998 por la menos conocida "The Oscar goes to" debido a que la academía pensó que no era correcto emplear el término "winner"(ganador) por insinuar que el resto eran "loosers"(perdedores)
  • Una de las "costumbres" más típicas de la Academy Awards es la entrega de premios honoríficos a aquellos artistas que a pesar de haber sido nominados repetidas veces, sólo han recibido un Oscar o ninguno en su carrera. Este es el caso de genios del cine como Orson Welles, Charles Chaplin, Martin Scorsese, Greta Garbo y Kirk Douglas entre otros.
  • En 1999, el Óscar honorífico se lo llevó Elia Kazan. Kazan habia sido acusado, durante el macarthismo, de pertenecer al Partido Comunista y, para librarse, decidió acusar a varios de sus compañeros cineastas, impidiendo de ese modo que pudiesen optar al Oscar, entre otras cosas. Ed Harris, Ian McKellen y Nick Nolte vieron mal que se otorgase un premio a alguien que habia traicionado a sus compañeros, por lo que decidieron quedarse sentados en sus asientos sin aplaudir. Steven Spielberg no se levantó, pero sí aplaudió. Varios actores que trabajaron junto a Kazan lo aplaudieron con entusiasmo y de pie, como Warren Beatty o Karl Malden.
  • Whoopi Goldberg ha sido la maestra de ceremonias durante cuatro veces a lo largo de la historia de la Academy Awards.
  • Bod Hope ha presentado la Academy Awards Ceremony en 17 ocasiones entre los años 40 y 70.
  • Un exhibicionista fue el protagonista de la gala de 1974, al lanzarse al escenario de la gala desnudo llevando un símbolo de paz. El presentador, David Niven, salió del apuro diciendo que lo único que había logrado el hombre era "mostrarnos sus pequeñeces". El público estalló en carcajadas

.