Ramón Gallegos Y La Educación Para La Iluminación

Educación

El propósito de este ensayo es dar a conocer de manera sencilla y breve como surge la educación holísta, su enfoque, los principios por los que se rige, el papel del educador holísta, todo ello basado en la obra del Dr. Ramón Gallegos, así como una reflexión personal acerca de mi visión particular de la educación,  mi experiencia como docente,  el surgimiento de mi interés por la educación holísta y el cambio que se produjo en mi, una vez cursado este primer semestre de la Maestría.

La educación holísta surge a finales del siglo XX, como una respuesta al fracaso de la educación tradicional o mecanicista ya que no resuelve los problemas a los que la humanidad enfrenta hoy en día como son la pérdida de valores, la ausencia de paz y convivencia armónica; solo en el siglo pasado se libraron dos guerras mundiales y se han inventado y perfeccionado armas de destrucción masiva (nucleares, químicas y biológicas),  la depredación de la naturaleza con sus consabidas consecuencias.

Este nuevo paradigma educativo responde de manera integral a las necesidades actuales de la sociedad, mismo que ofrece una nueva concepción del quehacer educativo, como  manifiesta el Dr. Ramón Gallegos en sus escritos, “la educación que la humanidad necesita”.

La teoría holísta parte del concepto que la realidad está compuesta por holones, mismos que son una totalidad, que a su vez forma parte de una totalidad mayor o de un nivel superior y  que tienen extensión y profundidad, para el caso de la educación holísta las dimensiones se corresponden a la extensión y los niveles a la profundidad como se explicará más adelante.

Para clarificar que son los holones pondré como ejemplo a la célula la cual es una totalidad en sí misma, pero dentro de un tejido es parte de este, así mismo un tejido formado por muchas células (totalidades) forma parte de un órgano, quien a su vez es un todo, que al conjuntarse con varios órganos forman un sistema. Así un sistema está compuesto por varios órganos, que están formados por distintos tejidos y estos están compuestos por miles de células. A este orden se le llama holarquia.

En este orden de ideas, esta nueva educación tiene como ejes centrales (holones) al ser humano, la comunidad, la sociedad,  él planeta y al Kosmos, abrazando a cada uno de dichos ejes e integrándolos como una sola unidad.

Por lo tanto esta visión se fundamenta en la integración del conocimiento: el arte, la ciencia, la espiritualidad y las tradiciones forman parte de un todo integrado, ningún conocimiento es desdeñado, debido a que todos son necesarios para el desarrollo integral del ser humano, proponiendo un modelo multinivel y multidimensión.

Para comprender este modelo, partimos de que el ser humano tiene varias dimensiones (extensión) que son: La corporal, emocional, cognitiva, social, estética, espiritual y la educación las aborda desde 5 niveles holarquicos (profundidad); el primer nivel que es el individual o de conciencia individual; el segundo que es la comunidad o nivel de las relaciones humanas; el tercer nivel social o que se corresponde con la justicia social, la democracia y la paz; el cuarto nivel que corresponde al nivel planetario o de la conciencia planetaria o de educación ambiental y por último el quinto nivel que es la conciencia espiritual, la cual es la esencia de nuestra genuina naturaleza y que es el corazón de la educación holísta.

Este corazón conocido también como filosofía perenne o espiritualidad y que como ya dijimos es el quinto nivel (superior) de esta holarquia,  tiene siete principios en los que se sustenta:

 1) El espíritu existe, todas las religiones a lo largo de la historia han intuido su existencia y le han dado diversos nombres.  

2) El espíritu esta dentro de nosotros, somos de la misma esencia que el espíritu, o simplemente somos espíritu con un cuerpo material y una mente.

3) No nos percatamos del espíritu porque estamos dormidos, el estado de ignorancia o de pecado, según sea la tradición religiosa nos habla de que buscamos el espíritu fuera de nosotros porque ignoramos que somos parte del mismo.

 4) Hay un camino o salida para el estado de inconsciencia o ignorancia, todas las grandes tradiciones han encontrado un método, han dejado una instrucción para liberarnos del estado de ignorancia o inconsciencia.

 5) Si seguimos ese camino llegamos a la iluminación, este es el propósito de todas las grandes tradiciones y maestros, mostrar un camino que debe ser recorrido por el propio discípulo, este camino es experencial.

6) Esta experiencia marca el final del sufrimiento, al darnos cuenta de que somos el espíritu o que el espíritu habita dentro de nosotros, se termina la búsqueda, podemos observar al espíritu en todas las cosas.

7) El cese del sufrimiento conduce a la compasión por todos los seres sintientes, somos uno con el espíritu, somos de la misma esencia, tenemos la misma energía, ellos soy yo.

La educación holísta tiene como propósito un despertar espiritual, partiendo de los principios de la filosofía perenne y su mayor fortaleza para tal proyecto es el educador holísta, cuya conciencia tiene un papel central en este proceso educativo, ya que necesita desarrollar o seguir un camino espiritual que le permita trascender su visión parcial del mundo y guiar a otros seres humanos, para que puedan por sus propios medios recorrer el camino que los lleve a la liberación del sufrimiento, ya que la educación holísta su objetivo principal es que el alumno aprenda a ser feliz.

La educación holísta es dar un salto cuántico, transformador, que requiere de dejar de ver con los ojos de la ciencia o la razón y aprender a utilizar otros medios o fuentes de conocimiento, de considerar al hombre como algo limitado y finito, para verlo en todo su esplendor y con todo su potencialidad.

Para poder cumplir con esta misión la educación holísta debe abandonar los viejos moldes, en los cuales los únicos canales de conocimiento son los sentidos y la razón. Concebir nuevas relaciones epistemológicas o niveles de conocimiento de acuerdo a los estratos de la realidad existentes para lo cual necesita utilizar:

 

Reformas Educativas

En las últimas décadas surge una pregunta esencial: ¿Para qué educar? Para esclarecer ese cuestionamiento han surgido en el mundo diversos paradigmas educativos: conductista, cognitivo, constructivista, socio-histórico cultural, desarrollo de competencias etc. 

En México a lo largo de la historia a puesto en marcha modelos educativos tales como:

  • El proyecto de educación nacionalista
  • El proyecto de educación rural
  • 3. El proyecto de educación socialista
  • 4. El proyecto de educación técnica
  • 5. El proyecto de unidad nacional
  • 6. El Plan de Once Años
  • 7. Los proyecto de reforma, descentralización y modernización de la educación básica.
  • 8. La planeación institucional como política educativa.
  • 9. Programa de Desarrollo Educativo 1995-2000.10.
  • 10.  Programa Nacional de Educación 2001 – 200611. El Programa Sectorial de Educación 2007-2012

Después de tantas reformas y cambios en la educación en México, la sociedad en general percibimos que la educación está fallando y buscamos respuestas. Hemos pasado de un modelo a otro, de una visión psicopedagógica a otra contradictoria, buscando el hilo negro, pero siempre desde la misma postura y desde el mismo ojo de la razón.

Se ha reducido a la educación a la formación de elementos que se integraran a una estructura social, como meros engranajes que deben cumplir con una función, despojándolos de su humanidad, donde los procesos productivos son más importantes que el mismo ser humano.

Se han creado expectativas alrededor de la educación, tales como que gracias a ella se acabara la pobreza, la injusticia social, la inequidad, la violencia y la inseguridad y el país saldrá del subdesarrollo gracias a ella.

Más sin embargo al reducir a la educación como un deber y quehacer institucional y al despojarla de toda integridad, es la causa de su fracaso,

Desde mi punto de vista todas las reformas han fallado, no porque esos enfoques estén equivocados o no sean válidos, si no que se utiliza solo un enfoque y se desprestigia o se etiquetan de inválidos a todos los demás, dejando la mayoría de las dimensiones del ser humano fuera del mapa educativo,  dando como resultado un ser  amorfo.

Es por eso la necesidad de un nuevo enfoque que integre toda las dimensiones del ser humano, sin rechazar o preferir una en particular y de esta manera tendremos contribuiremos a formar mejor seres humanos, éticos, sustentables, con valores y que vivan en la espiritualidad y por ende una sociedad mejor.

¿Por qué educación holísta?

Hay dos tipos de educación,

 la que te enseña a ganarte la vida

y la que te enseña a vivir

Antes de entrar a estudiar la maestría me cuestionaba  que pasaba  con la sociedad y las escuelas, que parecía que a mayor educación, que los problemas sociales relacionados con la pérdida de valores se agudizaban cada día más y  las descalificaciones tanto de las autoridades educativas como a los docentes empezaba a ser una justificación ante el fracaso de una labor que nos corresponde a todos, padres de familia, docentes, empresario, políticos, intelectuales, etc.

Así mismo también el porqué de los cambios tan drástico de un modelo pedagógico a otro y que parecían que se nulificaban entre sí y que los problemas que pretendía resolver con esa reforma educativa,  se recrudecían más y que los conocimientos que de ella emanaban eran contraproducentes si contrastaba sus resultados en la sociedad.

Cuando entre a estudiar la maestría, no tenía idea de todo lo que implicaba la educación holísta y mucho menos que se pedía del educador, solo sabía que era algo novedoso y que no tendría que ver con otros enfoques educativos que a mí me resultaban bastante rígidos y mecánicos.

Aunque debo confesar que fue más por un interés personal que profesional, ya que había entrado en crisis mi visión como educador, volviéndome cada vez más apática y de alguna manera resignada a que las cosas así estaban y no habría nada más que hacer, más que aguantar la tempestad.

Me preguntaba si estaba haciendo bien mi papel de docente, me comenzaba a comparar con otros docentes con mejores resultados cuantitativos y llego un momento en que me sentía totalmente fracasada.

La inercia que encierra muchas veces el sistema educativo, me fue envolviendo dejando de lado la ilusión de ser el mejor docente o alguien que impacte de manera positiva en la vida de sus estudiantes, no sabía cómo hacerlo y realmente había perdido el rumbo.

Estaba entre dos opciones la de estudiar una maestría reforzando mi área disciplinar y elegir la maestría en filosofía y la de educación holísta, También llego una oferta más económica y de menor rigor para estudiar una maestría en educación pero no quería estudiar por estudiar, buscaba un algo que me revitalizará, que me emocionará aprender y que representará un reto tanto personal como intelectual.

Finalmente se conjuntaros los factores que me trajeron a este camino, el cual como todo lo que vale la pena, va ha ser arduo en el aspecto personal, ya que una vez transformando lo interno lo demás viene por añadidura.

Al revisar cada uno de los libros que nos introducen a los conceptos, a los principios y valores, a lo que se espera del educador, sentí que era una utopía y recordé que en una ocasión, me preguntó uno de los chicos en una clase de filosofía “para que sirven las utopías si son inalcanzables o como dice usted, es un lugar inexistente”, le conteste lo que un filosofo dijo acerca de eso: “Nos sirven para caminar” y es lo que me contesto cuando enseño filosofía y a nadie parece interesarle, con uno que reflexione, con uno que use la reflexión como parte de su vida y ahora creo que lo mismo se podría aplicar en el caso de la educación holísta.

Es un camino poco transitado y nos toca caminarlo, recorrerlo y poner señales para que otros lo recorran, es un trabajo interno lo he comprendido y que mientras yo no cambie mi visión de mi misma, todo continuará igual no solo en la educación si no en mi vida y la manera de vivirla.

Por lo tanto la educación no es solo la que habita en las aulas, está en la familia, en la sociedad, todos el tiempo se está aprendiendo, en cualquier ámbito de nuestra vida somos maestros y alumnos al mismo tiempo, el aprendizaje se agota cuando la vida se extingue y desde esta visión de la educación y al ser consciente de la interdependencia que hay en todo lo que me rodea,  me siento más comprometida con mis hijas, con mi familia, con mis vecinos, con mi comunidad, con mi sociedad, con mi país, con el mundo, con la naturaleza y sobre todo conmigo misma a ser un agente de cambio.

Me preocupa el mundo que entregaré a mis hijas y a su vez también se que las herramientas que tengan son importantes, pero es fundamental la espiritualidad como parte de su educación en casa, que he de reconocer ha sido inexistente y eso me cuestiona como educadora, así que el buen juez por su casa empieza y la tarea más ardua es mi trabajo personal, ya que el ejemplo arrastra y luego mi familia.

Así es creo que la maestría es parte de esa educación que te ayuda a vivir, a percibir lo mejor y lo peor de ti mismo, desde la ecuanimidad, desde la visión totalizadora, sé que me falta mucho camino por recorrer que es el principio, agradezco a la vida, la oportunidad que me pone entre mis manos, a mis compañeros por su afecto y compasión, a mis maestros que son un ejemplo viviente de que es posible transformar la educación.

 

Los que no han alcanzado la iluminación no logran verse a sí mismos como la causa de todos sus pesares.

 

Bibliografía

Gallegos Nava, Ramón (1999) Educación Holísta. Editorial Fundación Internacional para la Educación Holísta. México.

Gallegos Nava, Ramón (2000) El espíritu de la Educación. Editorial Fundación Internacional para la Educación Holísta. México.

Gallegos Nava, Ramón (2001) La Educación del Corazón. Editorial Fundación Internacional para la Educación Holísta. México.

Gallegos Nava, Ramón (2001) Una visión integral de la Educación. Editorial Fundación Internacional para la Educación Holísta. México.

 

Ramón Gallegos Y La Educación Para La Iluminación

Fundación Ramón Gallegos

Posgrados en Educación Holista e Inteligencia Espiritual

Irene Vázquez

2018. Guadalajara, México

Descargar PDF
Descargar Original