La comedia en La última noche de Boris Grushenko

Este trabajo de investigación pretende ser un estudio de la comedia en la película La última noche de Boris Grushenko, se pretende desenmascarar la comedia a través del tema y estilo de Woody Allen, las influencias de los hermanos Marx o Bob Hope, la parodia a la literatura rusa o el cine de Ingmar Bergman y el uso de anacronismos, que convierten la película en una sucesión de gags, que anticipaba el final de sus comedias absurdas y el principio de las sofisticadas.

1. Introducción

            La última noche de Boris Grushenko, se estrenó en 1975, con un presupuesto de 3 millones de dólares y una recaudación de 20 millones, suponiendo su tercer éxito consecutivo. Se rodó entre París y Budapest. Entre las curiosidades que nos aporta esta película es que fue la primera película de Allen en trabajar con un director de fotografía importante, Ghislanin Cloquet y un compositor ruso para realizar la banda sonora. En España, la distribuidora decidió cambiar el título original Love and Death (Amor y muerte), por uno que tuviera más relación con el terreno de la comedia (Fonte, 2011: 143).

           Woody Allen es uno de los directores actuales con una carrera más dilatada y una diferenciación de su obra. Su influencia de otros cineastas y su exploración de géneros de tal amplitud como la comedia o el drama, hace que sea uno de los creadores más interesantes para estudiar el género en su obra. La película que tratamos La última noche de Boris Grushenko, supone un momento de transición entre sus primeras comedias, más cerca del terreno de screwball y humor absurdo y las comedias sofisticadas Annie Hall y Manhattan, con preocupaciones más serias. Estando en medio tiene características de ambas épocas, por una parte se refiere al humor de Bob Hope o los hermanos Marx con un tono similar a Bananas o El dormilón. Pero por otro lado introduce nuevas preocupaciones existenciales, aunque se conciban en tono de parodia, que marcan el inicio de una nueva marca que impregnará su cine a partir de este momento.

           

            Encontramos numerosos artículos y libros que se refieren a la vida y obra de Woody Allen, así como otros dedicados a la película que analizamos, tanto como estudios dedicados al género de comedia. Pero existe una ausencia en cuanto a artículos que analizan los elementos y tipos de comedia en esta película en concreto. Este trabajo pretende ser un estudio de la comicidad de la película. Siguiendo la línea que se relacionan con personajes, influencias,  parodias y anacronismos. Utilizaremos ejemplos de la película para ver la presencia de esas referencias.

 

2. Marco teórico

            El tema estudiado es de gran amplitud. Tratándose de una investigación en relación a los elementos cómicos en la película La última noche de Boris Grushenko, hemos utilizado un conjunto de obras que se refiere tanto al género como al cine del director, para comprender de que modo utiliza la comedia:

 

            La película de Woody Allen, mezcla elementos slapstick, con otros propias del screwball comedy, pero en defintiva es una parodia de la literatura rusa y de otras corrientes como el existencialismo aplicado por Kierkegaard o Bergman  Para comprender mejor el funcionamiento de la parodia cinematográfica ha sido de gran utilidad La parodia en el cine postmoderno, de Sasa Markus. Abre nuevas preguntas y vías de investigación sobre la importancia de la parodia en el contexto postmoderno y ofrece al lector una pauta interpretativa imprescindible. En la introducción aborda los significados del término y en la segunda parte hace una aproximación al término, con un análisis de las teorías recientes sobre el tema. En el tercer apartado se analizan las características y funciones de la parodia en relación con el cine postmoderno.

 

            Existe una obra, que tiene que estar presente en las investigaciones sobre el director neoyorquino. Esta es Woody Allen de Jorge Fonte. Se convierte en un repaso a la filmografía del director, analizando secuencias, comparando sus influencias y prestando atención a los detalles de las películas a las que se le otorgan un significado. Ha sido importante para este trabajo, pues ha aportado mucho en relación a la comicidad de la película.

 

            Como en toda la primera parte de la carrera del director, sus primeras cintas eran parte de lo que se consideraba un homenaje a las comedias Screwball. Esta película contiene muchos homenajes a diferentes cineastas de este género. Así como salpicado por elementos slapstick, para conocer los elementos de estos tipos  de comedias hemos utilizado partes de algunos libros que realizan una definición del género y sus subgéneros, el más completo que hemos encontrado es Film comedy de Geoff King, que hace un repaso de la comedia y sus géneros.

 

            Ha facilitado también la realización del trabajo un artículo online escirto por Benjamin Craig y titulado The influence of anxiety: Love and Death. Que se refiere a algunas de las referencias que hace la película a la obra de Bob Hope, los hermanos Marx y otros escritores de la la literatura rusa, así como la web creada por Trevor Girks everywoodyallenmovie.com, que contiene información sobre todas las películas de Woody Allen ha resultado tremendamente útil. 

            Para conocer ciertos aspectos de la realización hemos contado con libros de entrevistas al director, entre los que destacamos dos: Woody Allen por sí mismo de Richard Schickel, libro en el que hace un repaso sin cronología de su obra, comentando aspectos poco relevantes, pero si muy interesantes en lo relativo a esta película; el otro libro de entrevista al director es Woody Allen On Woody Allen de Stig Björkman, en el que hace un repaso cronológico de cada una de las películas, aunque las respuestas sean algo escuetas. Encontramos detalles del rodaje e intenciones del artista.

 

3.Metodologías

3.1 Objeto de estudio

            El objeto de estudio del trabajo es el análisis de la comedia en la  película La última noche de Boris Grushenko, prestando especial atención a los ámbitos relacionados con la parodia literaria y filosófica y la influencia de otros autores cinematográficos en la obra, así como anacronismos y personajes propios del género. Poniendo ejemplos de la película, para comprender mejor todas estas referencias

3.2 Hipótesis

            La hipótesis principal de nuestro trabajo es demostrar los elementos de comedia en La última noche de Boris Grushenko, dejando patente que la obra está creada a partir de la parodia a la literatura rusa y su convivencia con otros géneros humorísticos como el screwball o el slapstick y la utilización de anacronismos para reforzar esta comicidad

3.3 Metodologías de análisis

            La metodología empleada para la realización del trabajo ha consistido, en primer lugar, en el visionado de la película en la que se basa el objeto de estudio, observando distintos gags y anotando diálogos, que puedan ayudarnos. Posteriormente la consulta de una bibliografía, tanto para usar en un marco teórico, como para saber las referencias de la película a otros autores. Así como conocer los tipos de comedia que existen y como la desarrolla Woody Allen. La metodología principal empleada ha sido la investigación documental, ha consistido en la selección y recopilación de información de todo el objeto de estudio. El tipo de investigación documental estaría más relacionado con la informativa, ya que ofrece una vista ampliada sobre un tema específico y hemos utilizado fuentes confiables para obtener datos relevantes sobre el tema, con el fin de generar ideas y presentarlas en este trabajo. Es importante distinguir lo que consideramos parodia o homenaje por influencia en esta película. Consideramos que parodia la interpretación de temas serios, como la literatura rusa o Ingmar Bergman[1]. Y homenajea a grandes de la comedia como Chaplin, los hermanos Marx o Bob Hope. En este trabajo pretendemos destacar las referencias y parodias más importantes, sacarlas todas sería un trabajo tedioso y que puede dar lugar al error, por lo que hemos intentado que las más importantes estén presentes.

4. Desarrollo

4.1 Tema y estilo

            Sin la más mínima transición temporal, de una historia ambientada en el futuro (El dormilón) pasamos a una que se desarrolla en los años de los zares rusos y la guerra contra Napoleón. Aunque Allen ya ha aprendido a construir historias con una estructura bien definida, sigue metiendo chiste tras chiste en sus películas. Y pese a que los temas a tratar, a priori parezcan mucho más serios y trascendentales, su humor y su peculiar forma de entender la vida siguen presentes. Por ejemplo su primer encuentro con la muerte (un tema fundamental en toda su obra) se produce durante un sueño de Boris en el que se ve siendo niño y, aunque pueda parecer una situación potencialmente dramática, Allen le dará su inevitable toque personal. (“¿Qué nos pasa cuando nos morimos? ¿Hay infierno? ¿Hay Dios? ¿Vivimos otra vez? Está bien, voy a hacerte una pregunta que es clave... ¿hay chicas?”).           

            De hecho los gags verbales cada vez van ganándole terreno a los meramente visuales. Sin embargo, La última noche de Boris Grushenko es una película eminentemente cómica, y el personaje de Allen, aunque se acerque a su futura imagen de intelectual neoyorquino, sigue siendo un pequeño hombre cobarde y sumamente torpe (toda la secuencia de la instrucción militar es una buen ejemplo de ello), totalmente inútil con las mujeres (su prima Sonia solo acepta casarse con él porque esa misma mañana se va a batir en duelo con un hombre más hábil con las armas que él y lo más seguro es que muera). En definitiva sigue habiendo momentos puramente cómicos (como esa misma escena del duelo, donde toma como referencia a Charly Chaplin y su célebre corto de El boxeador,  pero ya empieza a introducir, a tocar algunos temas dramáticos que le preocupan seriamente (como la religión, la muerte, la guerra, el asesinato...). De ahí que ni el personaje de Diane Keaton ni el suyo propio sean capaces de disparar contra Napoleón -y salvar así a Europa de una cruenta guerra- por una cuestión meramente moral (Fonte, 2011: 143-144).           

            Woody Allen considera esta película como una de sus más cómicas de las primeras comedias que realizó: “La última noche de Boris Grushenko narra una historia, no sólo está compuesta por gags, tiene una solo estructura. Los chistes son casi surrealistas y salvajes, son dibujos animados, casi caricaturas, como  los chistes desvirtuaban todo aquello que quisimos. En esta película los gags desvirtuan la realidad de la historia. Nada es sagrado: los personajes pueden ser anacrónicos o surrealistas, no tiene importancia.” (Schikel, 2005: 90)           

            Uno de los recursos más importantes de la película es la desdramatización, esta película es vista desde la perspectiva de la comedia, pero si la película se hubiese concebido con los imaginarios del género melodramático la perspectiva hubiese sido completamente distinta, es una película en la que Woody Allen pretende hablar del amor y la muerte en clave cómica, pero según el autor, fracasó a la hora de comunicar sus intenciones, porque escogió el formato cómico. Si los chistes gustaban, la película gustaría. Si estos fracasaran la película también. Pero nadie consideraría la importancia de los temas que Woody Allen comenzaba a tratar en su cine (Schikel, 2005: 98). El director pretendía hacer una película de sustancia, pero fue un éxito por los chistes en los que desdramatiza temas como: la existencia de Dios, qué hay después de la muerte, para qué vivimos... Pero lo muestra en un aspecto en el que la comicidad está más presente.           

            Por otra parte, Allen no deja de mantener su estilo cinematográfico al narrar la historia él mismo en primera persona (aunque tanto en Toma el dinero y corre como en Bananas había una voz en off, el efecto es muy similar), con lo cual cada vez es más protagonista de sus propias historias. Incluso personifica hasta tal extremo la narración que en varios momentos se dirige a cámara mirando a los espectadores en primer plano. De hecho, La última noche de Boris Grushenko acaba de la misma forma que empezará su siguiente film, Annie Hall, con un monólogo del personaje de Allen mirando fijamente a la cámara.

4.2 Personajes

La película tiene multitud de personajes que aparecen y desaparecen con mucha facilidad, son un mero instrumento para el gag, pero ninguno cobra especial importancia. Las dos distinguidas personalidades responden a la de los dos protagonistas:

-Boris Grushenko (Woody Allen) : neurótico, perdedor y con problemas con las mujeres, tiene los mejores gags, propios de su director, basados en la rapidez en la respuesta y en los juegos de palabras. Aunque mantiene la torpeza de sus anteriores personajes, en esta película empezamos a ver las principales preocupaciones existenciales del director a través de este personaje, sujeto de muchas hazañas, como soldado torpe y enamorado soldado, qué tiene grandes preocupaciones existenciales, que se convierten en gags excepcionales. Es un personaje de transición entre la primera parte de la obra de Allen, las screwball comedies, con la tendencia slapstick, a las comedias románticas más reflexivas. Conserva su tradicional torpeza, pero está interesado en temas más profundos.

-Sonja (Diane Keaton): Uno de sus puntos más fuertes es precisametne ese aire distraído,  parece ser una prolonganción del de Luna en El dormilón. Ambas son mujeres intelectuales y cultas, pero con una gran comicidad, que el director logra explotar hasta un punto entrañable (Fonte, 2011: 145). Diane Keaton domina e interpreta fantásticamente  su personaje. Quedaba francamente bien, porque Woody Allen intentaba dibujar una heroína al estilo de las que aparecían en las películas de Buster Keaton. Esa vez no trataba de conseguir una heroína chaplinesca, cuya bondad y dulzura caracterizaban. Intentaba concebir un personaje al que quisieras unir tu destino, y al que a veces quisieras matar porque no hace bien las cosas, o porque estropea tus planes poniendo en riesgo tu vida. Y Diane Keaton era la actriz perfecta. Podía interpretar ese personaje a las mil maravillas. Es algo que hace de ella con su don de la naturalidad (Schikel, 2005: 99).

4.3 Influencias

En este apartado queremos mostrar la influencia de otros importantes mitos de la comedia, sobre Woody Allen, en la película que estamos analizando, para observar que gags y chistes se puede crear a raíz de dicha influencia. Los más importantes son los personajes de Bob Hope, los hermanos Marx y Charlie Chaplin.

4.3.1 Bob Hope           

            Como ya viene arrastrando de films anteriores, el personaje de Boris está directamente inspirado en uno de sus cómicos favoritos: Bob Hope (sobre todo por su papel en Monsieur Beaucaire, de George Marshall, 1946), como el mismo Allen reconoce: “Creo que hago de Bob Hope todo el tiempo. Pero no soy ni de lejos tan bueno. Per sí hago de él todo el tiempo. Es muy evidente en una película como La noche de Boris Grushenko. Cuando recopilaba fragmentos de películas para el homenaje a Bob Hope en el Lincoln Center, decidí incluir algunas partes de La última noche de Boris Grushenko para usarlas en paralelo a las de Bob Hope, con el fin de mostrar sus influencia sobre mí. Quiero decir que..., simplemente lo copio con tanto descaro..., y no me refiero a robar el contenido de sus chistes, pero sí es cierto que hago de él” (Schikel, 2005 p.98). Asi podemos ver en Monsieur Beaucaire un barbero, que pretende ser un noble casado con la princesa de España. La última noche de Boris Grushenko, nos muestra un soldado que finge ser un noble español, mientras que su mujer finge ser la hermana del noble.           

            La marca de Bob Hope son chistes con narrativas cortas. La mayoría nos muestran al protagonista alabándose a si mismo, cuando habla con una chica o un superior, aparentemente no puede parar de hablar, da un cambio radical y empieza a desprestigiarse: lo que empieza con una bravuconada termina con el mismo dándose cuenta que realmente no es tan “maravilloso”. Saca sus debilidades, lista sus fracasos, y utiliza argumentos convincentes contra si mismo (Craig, 2012).           

            Podemos ver esta influencia en el enfrentamiento de Boris con Anton, el marido de la condesa con el que el personaje de Allen flirtrea:

 

Anton: Si se acerca a la condesa, me encargaré de que nunca verá la luz del día.

Boris: Si un hombre me dijera eso, le rompería el cuello.

Anton: Yo soy un hombre

Boris: Bueno, me refiero a un hombre más bajito

 

            De arrogante a lo opuesto en unos segundos, este patrón se mantiene durante toda la película: Boris está desesperado por demostrar a Sonia que es deseable, pero no es capaz de convencerla. Ella está buscando una figura heroica, y él  está preocupado por la ambigüedad moral de la acción "heroica".  Podemos ver otro gag en la escena en la que Boris va a la habitación de la condesa, con la que ha quedado, en la fiesta celebrada anteriormente:

 

Condesa: ¿Quiere un poco de vino? ¿Algo que le anime?

Boris: Estoy animado desde el final del siglo XVIII

Condesa: Es usted asqueroso, pero le amo.

Boris:Pues... ser asqueroso es mi mejor cualidad

            Allen incluye más escenas de la herencia de Bob Hope, como en la que su espada ensarta a una aristócrata rusa cuando se inclina para saludar y otra en la que coquetea con la condesa referida anteriormente desde la otra puntad del teatro: empieza mirándola desde detrás con un abanico negro y arquea las cejas, luego se atusa el pelo con aire melodramático, prosigue blandiendo la espada y acaba jadeando con la lengua fuera (Fonte, 2011: 145).

 

Ivan: Nuestro hermano tiene una ligera vena de cobarde.

Boris: No, ligera no. Una vena gorda.

Sonia: ¡Eres un cobarde!

Boris: Si, pero un cobarde militante.

 

4.3.2 Hermanos Marx

            Los hermanos Marx juegan un papel menor en los chistes, pero mayor en los temas. S.J. Perelman, que escribió algunos de los guiones de los hermanos Marx (“La vuelta al mundo en ochenta días”), estaba interesado en ridiculizar, utilizar la ironía y la desfortuna. En La última noche de Boris Grushenko, están presentes los tres elementos. Boris es diana del ridículo y el plan que Sonia prepara para asesinar a Napoleón tiene un obstáculo gracioso en cada movimiento. Podemos ver diálogos que emulan los más clásicos de estos directores, sirviendo de homenaje para los mismos (Criag, 2012) :

Napoleon: Es un honor para mí.

Boris: No, es un honor más grande para mí.

Napoleon: No, un mayor honor para mí.

Boris: No, es un honor más grande para mí.

Napoleon: No, el honor es mío.

Boris: Bueno, tal vez tienes razón. Tal vez es un honor mayor para usted.

Napoleon: Y tú debes ser la hermana de Don Francisco.

Sonja: No, usted debe ser la hermana de Don Francisco.

Napoleon: No, usted debe ser la hermana de Don Francisco.

Sonja: No, usted debe ser la hermana de Don Francisco.

Boris: No, es un honor más grande para mí.

Napoleon: Veo nuestros invitados españoles tienen buen sentido del humor.

Boris: Ella es un gran bromista.

Sonja: No, usted es un gran bromista.

Boris: No, tú eres la hermana de Don Francisco.

 

Las respuestas rápidas e irónicas, nos llegan a hacer imaginarnos a Woody Allen con el bigote y el puro propio de Groucho Marx, en su claro homenaje a las comedias absurdas.

 

Sonia: Definitivamente, vivimos en el mejor mundo posible.

Boris: Desde luego el más caro.

 

            En otros diálogos podemos encontrar un cierto paralelismo por algunas de las escenas de esta película con otras de los hermanos Marx. La escena en la que Boris va a pedir matrimonio a Sonia, al enfrentarse en un duelo del que tiene pocas probabilidades de sobrevivir con la escena de El conflicto de los hermanos Marx, en la que Grouxo se queda con una de las mujeres y le propone matrimonio. La localización y el gesto son muy parecidos, ambos sentados en un sofá de una mansión, cogen de la mano a la mujer y le dicen que la ama desde el primer momento que la vio.

 

4.3.3 CHARLIE CHAPLIN

            La disputa entre Boris, Sonia y Don Francisco, en la que se lían a botellazos para intentar reemplazar a este último, refleja la esencia de sus films, de secuencias silenciosas y aceleradas, del mismo modo que la instrucción militar puede recordar a Chaplin, por la música y rapidez de las escenas. Donde se puede ver más claramente el homenaje al mítico director de cine mudo es la escena del duelo, que remite directamente al cortometraje El boxeador de Charlie. Ambos directores, se esconden durante su enfrentamiento, de manera que podemos ver al héroe cobarde triunfando frente a un adversario más fuerte que ellos.

 

4.4 PARODIA

            El interés en la parodia como herramienta expresiva paradigmática de la postmodernidad se creado, en mayor medida, a partir del análisis de la práctica artística literaria. Ya la producción fílmica de los años setenta y ochenta estaba formada según las pautas estéticas postmodernas y paródicas, tendencia que el cine siguió cultivando. Cada uno de los cánones paródicos, surgidos a lo largo de la historia del arte, suele favorecer ciertos aspectos de la parodia más que otros. Este marco hace destacar aquellos aspectos paródicos que pueden fortalecer o ayudar a articular las manifestaciones de la misma sensibilidad posmoderna en el contexto de los filmes actuales. El cine postmoderno procura acentuar sus aspectos intertextuales y por eso define la parodia como reelaboración de un texto artístico externo, enfatizando sus componentes bitextuales y desdoblados. Al mismo tiempo, los parodistas actuales suelen articular la relación entre el texto parodiado y el parodiante de manera irónica, pues su finalidad es construir unos diálogos con sus metas y no ponerlas en ridículo. Una de las particularidades del cine postmoderno concierne también a la diversidad de tamaños y tipos de los textos parodiados que incorpora, así como la falta de límites que impone en cuanto a las extensiones o ámbitos de procedencia de sus metas paródicas. Los filmes pueden interactuar simultáneamente con una variedad de textos externos y estructurarse de manera distinta. Una de las características principales de la parodia es su dependencia del contexto comunicativa y de los conocimientos previos del texto parodiado. Este aspecto es muy importante en el cine postmoderno, que a veces incluye parodias muy herméticas, o las que tan solo pueden llegar a determinados tipos de público (Marcus, 2011: 134).

           

            En el caso de nuestro objeto de estudio, la parodia abarca varios terreneos simultáneamente, utilizando como campo: la parodia a la literatura rusa, El acorazado Potemkin, el cine de Ingmar Bergman... En ningún caso en un tono burlón, si no para homenajear a sus ídolos. Además el estilo en el que utiliza la parodia, permite crear humor,  aunque el espectador no sepa relacionar el gag de la película con lo que está parodiando, el humor es evidente.

4.4.1 Literatura rusa

            La parodia a la literatura rusa es su fuente primaria de parodia, y su principal diana, los escritores que más utiliza para conseguir este objetivo: Tolstoi y Dostoievski. La obra a la que más se refiere es Guerra y paz, épica historia de Tolstoy, que trata entre otros muchos temas la transformación de la vida rusa, como resultado de la invasión francesa y la influencia napoleónica en la cultura aristocrática Tzarista. Hubo dos versiones cinematográficas de la novela antes del estreno de La última noche de Boris Grushenko: una adaptación americana en 1956 y una adaptación rusa en el año 1967. Cada adaptación destila los cuatro tomos del volumen de Tolstoy, la americana dura tres horas y media y la rusa seis horas y media. La “versión” de Woody Allen aglutina tres ideas de la novela en ochenta y cinco minutos. Cada una de las tres películas contiene un duelo por una mujer, un intento de asesinato a Napoleón y constantes discusiones filosóficas sobre cuestiones morales, éticas y epistemológicas, en el caso de Guerra y paz, el material filosófico es una meditación cristiana centrada en el significado de la guerra. En el caso de La última noche de Boris Gryshenko es un cobarde agnóstico, y las reflexiones filosóficas son sinceras, sin ser especialmente serias:

Sonia: Boris, déjame que te demuestre lo absurda que es tu posición. Bueno, digamos que no hay nada y que cada hombre es libre de hacer lo que quiera. Entonces, dime, ¿qué te impide que asesines a alguien?

 

Boris: El asesinato es inmoral.

Sonia: La moral es subjetiva.

Boris: Si, pero la subjetividad es objetiva.

Sonia: No en un esquema racional de percepción.

Boris: La percepción es irracional. Implica inminencia.

 

Sonia: Pero el juicio de cualquier sistema o una prioridad de relación de fenómenos existe en cualquier contradicción racional o metafísica, o al menos epistemológica, de un concepto empírico abstracto como el ser u ocurrir en la cosa en sí o de la cosa en sí misma.

 

Boris: Si, yo he dicho es muchas veces.

 

También hay múltiples referencias a Dostoievski, al que parodia de manera más clara, las principales referencias en la historia: un hombre sentenciado a muerte que es perdonado en el último momento (El idiota, 1868), el trío de hermanos que forman la familia Grushenko (Los hermanos Karamazov, 1880) y el dilema moral al que se enfrenta el héroe cuando contempla el acto de asesinato (Crimen y castigo, 1866) (Benayoun, 1995:  175). Esta conexión con Dostoievski se muestra de manera humorística en la conversación de Boris con su padre en la celda, antes de que le maten, cuando los nombres de los títulos y de los héroes de las obras de Dostoievski se mencionan sucesivamente en una letanía cómica de referencia literaria:

 

Padre: ¿Recuerdas a aquel vecino tan simpático, Raskolnikov?

Boris: Si

Padre: Mató a dos señoras

Boris: ¡No! ¡Qué desagradable!

Padre: Me lo dijo Bobick. Se enteró por uno de los hermanos Karamazov

Boris: ¡Tuvo que estar poseído!

Padre: Bueno, era un joven impulsivo

Boris: ¿Impulsivo? ¡Era un idiota!

Padre: Y se fingió insultado y dolido

Boris: Escuché que era jugador

Padre: ¿Sabes que podría ser tu doble?

Boris ¿De verdad? Vaya novedad.

 

Esta última frase de Allen se corresponde al paralelismo entre la película y la novela Crimen y castigo.

Otro importante autor del que se componen alguna de las ideas de la película es Gogol, su afinidad se sugiere de como ambos autores interpretan la absurda existencia humana, así como las ansiedades de los hombres por este motivo o aspectos sociales, políticos, sexuales y filosóficos en una perspectiva cómica. Así como una relación de la comedia con la comida. El autor ruso concede más importancia al estómago que a la cabeza o el corazón. Woody Allen en un principio quería llamar la obra: Love, Death & Food (Amor, muerte y comida), por lo que la gastronomía también juega un papel importante, podemos ver esto en algunas referencias durante la película:

 

Sonia: ¿No es increíble la naturaleza?

Boris: Para mí la naturaleza ya sabes, son arañas y chinches y luego eso de que el pez grande se coma al chico y plantas carnívoras. Todo es como un enorme restaurante. Yo lo veo así.

Aunque la traducción a castellano omita esta referencia, en la versión original, cuando está todo el pueblo hablando de la invasión de Napoleón a Rusia, hay una referencia también a la comida:

Iván (agarra a Boris muy cerca de él): Vas a luchar y venceremos

Boris: Iván, me parece que tienes que reducir tu consumo de carne cruda.

 

Se creía que el consumo de  carne cruda estaba relacionado con la demencia, por lo que Boris, quiere decir es si está loco, de ahí que Boris utilice esta frase.

4.4.2 Eisenstein: El acorazado Potemkin

La referencia principal, en cuanto a parodia cinematográfica es de la obra principal  El acorazado Potemkin, en el que su director Eisenstein dejó una clara marca de montaje cinematográfico. Cada toma cuenta con un patrón o una imagen llamativa, con predisposición geométrica y la siguiente es un claro contraste o contribución a una progresión lógica de imágenes. El significado emocional de la película (toda su narrativa) se comunica a través de la yuxtaposición de estas imágnes. Durante una escena de agitación, Eisenstein metaforiza la rebelión de Rusia con la estatua de tres leones: el primero duerme, el segundo despierta y el tercero se eleva hasta la altura máxima. Woody Allen lo aplica de manera opuesta, de estar en lo más alto a dormirse, y no durante una escena de batalla, sino en la primera vez que se acuesta con Sonia, y hace una metáfora de lo contrario: de pleno apogeo sexual al principio, a cansancio, a directamente quedarse dormido.

Las secuencias de la batalla, son a veces divertidas, pero la influencia de Eisenstein no se utiliza para el efecto cómico en ellas. En cambio Allen utiliza el montaje al estilo del Acorazado Potemkin, para dar al espectador la sensación de como se siente un soldado durante la guerra: el ángulo de las boyonetas apuntando hacia el enemigo, cañones rodando colina abajo, soldados marchando en línea, así como una imagen de un soldado con una bala en el ojo. Pero Woody Allen se encarga de darle un tono cómico, rompiendo con secuencias propias del “slapstick” del cine mudo.

 

4.4.3 Ingmar Bergman

Si bien hasta “Interiores” la influencia de Ingmar Bergman en su cine no será tan importante, desde las primeras comedias anteriores a Annie Hall, las referencias -sobre todo visuales- al director sueco son bastante claras. En este sentido, al final del film, vemos un encuadre de perfil de Sonia (Diane Keaton) y el rostro difuminado de Natasha, nos recuerda forzosamente una de las imágenes más típicas de su inconfundible estilo en películas como “Persona” (1966). Incluso la figura de la muerte con la que Boris se aleja bailando, está directamente sacada de “El séptimo sello”. La concepción del personaje de la muerte está directamente inspirado en el modelo de Bergman, en la película de este la muerto se despoja de ironía en una burla a la fe humana. En la de Woody Allen utiliza su sarcasmo para mofarse directamente de los protagonistas:

 

Muerte: Eres un chico interesante, nos volveremos a ver.

Boris: No se moleste.

Muerte: No es ninguna molestia.

 

4.5 Anacronismos

Un anacronismo, es una incoherencia cronológica de alguna disposición, especialmente una yuxtaposición de persona (s), eventos, objetos o costumbres de diferentes épocas. A menudo, el elemento puede ser un objeto, pero también puede ser una expresión verbal, un aspecto tecnológico, una idea filosófica, un estilo musical, un material, una costumbre, o cualquier otra cosa asociada a un período determinado en el tiempo por lo que no es correcto  colocarlo fuera de su dominio temporal. Las ficciones,  que recrean otras épocas, suelen utilizar el anacronismo para dar un efecto cómico (King, 2002: 39) . En esta película tenemos constantes referencias de las que destacamos:

  • En un breve interludio, Boris trabaja como un poeta, la lectura de un poema que acaba rompiendo dice: “Debería haber sido un par de garras desiguales escabulléndose por los suelos de los mares silenciosos”. Una cita de T.S. Elliot en La canción de amor de J. Alfred Purfrock (“Demasiado sentimental”, dice Boris cuando tira el poema)
  • Boris (Allen) conserva sus gafas de marca a pesar de lo absurdo que resulta, en un momento Boris le dice a Sonia después de una discusión “¿Crees que Dios usa gafas?” y ella responde “No con esos marcos”.
  • Cuando Boris se une al ejército, en su batallón el sargento es una parodia de los sargentos  durante la guerra de Vietnam en películas americanas (La chaqueta metálica, Forest Gump). Para colmo el sargento es afroamericano.
  • Un vendedor con acento neoyorquino y atraviado como si estuviera en un estadio vende golosinas a los soldados durante la batalla.
  • En el frente de la guerra contra los franceses hay chicas animadoras que llevan Rusia  en sus camisetas y animan con sus pompones.
  • Al final de la película Boris habla con la audiencia: “Hay cosas peores que la muerte. Si alguna vez has pasado una tarde con un vendedor de seguros, estoy seguro que sabe lo que quiero decir”.

5. Conclusiones

  • En La útlima noche de Boris Grushenko, conserva el humor slapstick, propia de la primera época de Woody Allen, pero añade nuevas formas de comedia reflexiva. Esta película supone una transición entre esa primera época y la de sus películas más famosas Manhattan y Annie Hall.
  • Para destacar la comicidad de la película es importante referirnos a la desdramatización, pues los temas que se tocan durante la película, parecen ser serios. Pero la rapidez del chiste, quitan dramatismo (el suicidio de Boris) convirtienedo lo que inicialmente puede ser melodramático en fabulosos gags.
  • Quedan presentes en numerosas escenas las influencias cómicas de autores como Bob Hope, los hermanos Marx y Charlie Chaplin, por el afán de Woody Allen de hacer que los personajes hablen con chistes. Lo que nos queda es un humor seco y rápido antes que un diálogo con sentido propio.
  • La parodia de numerosos autores (Dostoievski, Tolstoy, Bergman...) no suponen una burla de ellos, ya que Allen admira el perfil de todos ellos, mezclan la ironía con la desdramatización de los mismos quedando momentos memorables para la comedia. El humor en muchas escenas surge al utilizar como fuente de inspiración las comedias de enredo de Bob Hope dentro del contexto de una obra épica de Tolstói como podría ser Guerra y paz, con tintes existencialistas al estilo de Dostoievski o artistas más contemporáneos, como Bergman.
  • La última noche de Boris Grushenko es la fusión más completa de Allen en sus tendencias trágicas y cómicas. Podemos contemplar la película como uno de los orígenes de Woody Allen para cambiar de marcha. Es gracioso, triste, reflexivo, trágico y divertido. Sobre todo este último adjetivo.
  • El personaje neurótico de Woody Allen está presente en todo su esplendor en esta película, es una imitación del Woody Allen de Nueva York, pero en la Rusia zarista lo que genera otro anacronismo, que acompaña al humor de la película.

6. Bibliografía

Björkman, Stig  (1995): Woody Allen on Woody Allen. Londres: faber and faber

Craig, Benjamin (2012): Love and Death and Woody Allen. En Propeller Magazine. 1 de Septiembre. Consultado el 16 de marzo de 2014 en http://www.propellermag.com/Fall2012/CraigAllen1Fall12.html

Fonte, Jorge (2012): Woody Allen. Madrid: Cátedra

Girks, Trevor (2011): Love and Death. 2 de junio. Consultado el 16 de marzo de 2014 en http://www.everywoodyallenmovie.com/post/love-and-death/

King, Geoff (2002): Film Comedy. London: Wallflowers Press

Marcus, Sasa (2011): La parodia en el cine postmoderno. Barcelona: UOC Press

Schikel, Richard (2005: Woody Allen por sí mismo. Barcelona: Robinbook

 

Películas:

Persona (1966) Película dirigida por Ingmar Bergman,  Suecia /Svensk Filmindustri [DVD]

El dormilón (1973) Película dirigida por Woody Allen, Estados Unidos / United Artists [DVD]

El séptimo sello (1957) Película dirigida por Ingmar Bergman , Suecia / Svensk Filmindustri [DVD]

El conflicto de los hermanos Marx (1931) Película dirigida por Victor Heerman, Estados Unidos / Paramount Pictures [DVD]

La última noche de Boris Grushenko (1975) Película dirigida por Woody Allen, Estados Unidos / United Artists [DVD]

Monsieur Beaucaire (1946) Película dirigida por George Marshall, Estados Unidos /Paramount Pictures [VHS]

 

[1]Ingmar Bergman es uno de los directores que más ha influenciado a Woody Allen, dramas como Interiores, Septiembre u Otra mujer, podrían haber sido firmadas por el director sueco. En este trabajo, teniendo en cuenta el género cómico hemos querido incluido en parodia, aunque indudablemente supone también un homenaje al director sueco.

Javier Lozano Murphy

Autor: Javier Lozano Murphy
publicidad
publicidad