Fundación Lázaro Galdiano

La Fundación Lázaro Galdiano es la encargada de gestionar el legado que José Lázaro Galdiano donó generosamente al Estado a su muerte. Está compuesta por un Museo, con más de doce mil obras de arte y un importantísimo Archivo y Biblioteca. Además la Fundación publica trimestralmente la revista de arte Goya, todo un referente en su ámbito.

José Lázaro (1862-1947) fue un humanista del siglo XX, amante del arte y la literatura, comprometido con la sociedad y creyente en la capacidad de la cultura para cambiar la realidad. Erudito y curioso, persona inquieta siempre ávido de conocimientos.

José Lázaro desarrolló un papel primordial en el mundo de la cultura española entre finales del siglo XIX y primera mitad del siglo XX.

Su primer trabajo fue como escribiente en la sucursal del Banco de España en Pamplona. Estableciéndose en Barcelona en 1882. Fue en esta ciudad donde inició su andadura como cronista de sociedad, crítico de arte y literatura en la Vanguardia. Así surgió su afición al coleccionismo, una constante invariable a lo largo de su vida. Consiguió obtener una fabulosa biblioteca con más de 20.000 ejemplares entre manuscritos iluminados, obras literarias, dibujos y estampas.

Fue el fundador de la España Moderna (1889-1914) importante revista y editorial de la época, que publicó más de 600 monografías dedicadas a la ciencia jurídica, la sociología o la filosofía, sin olvidar la literatura. Una importante contribución al desarrollo del país fue la inclusión de autores extranjeros, inéditos en España, que la editorial publicó. En la revista colaboraron grandes literatos del momento como Emilia Pardo Bazán, Galdós, Clarín, Zorrilla, Concepción Arenal, Cánovas o Unamuno.

José Lázaro compaginó su labor editorial con su pasión de coleccionista, ambas actividades le absorberían la mayor parte de su tiempo e ilusiones.

En 1903 se casó con Paula Florido y Toledo, dama aristocrática argentina. Compañera ideal que colaboró con él en la conservación e incremento de sus eclécticas colecciones. Para ella construyó la residencia "Parque Florido" (Madrid) donde se mudaron tras su inauguración, siendo  el microcosmos familiar. Veladas con amigos, conciertos y tertulias intelectuales tuvieron lugar en esta mansión. Desde 1951, la residencia alberga el museo donde se exhiben sus colecciones.

Al fallecer Paula en 1932, José Lázaro se dedicó a viajar por el extranjero ampliando su colección. Residió principalmente en Nueva York y París, donde adquirió obras de arte en anticuarios y casas de subastas, formando nuevas colecciones que después incorporaría a la que había dejado en Madrid.

La residencia "Parque Florido" nos habla de los gustos de José Lázaro. El proyecto fue encargado a José Urioste. Para ser posteriormente reformado por los arquitectos Joaquín Kramer y Francisco Borrás, siguiendo precisas indicaciones de Don José. Influido por la moda imperante en la época, el palacete presenta un estilo neorrenacentista, incluyendo elementos clasicistas tomados de Ventura Rodríguez.

La decoración pictórica de los techos fue realizado por Eugenio Lucas Villamil, con un amplio programa iconográfico plagado de alusiones mitológicas, literarias y plásticas, que plasmaban perfectamente el espíritu intelectual de José Lázaro.

Entrar en el museo nos ofrece una experiencia única, un pequeño viaje en el tiempo. Los salones mantienen la decoración y los elementos arquitectónicos originales, transportándonos a las lujosas residencias del Madrid de las primeras décadas del siglo XX.

Podemos disfrutar de magníficas y variadas colecciones; pintura, joyas, abanicos, marfiles, tejidos, numismática, armas, miniaturas, vidrios o cerámicas, nos acercan a la personalidad curiosa y culta de José Lázaro.

Entre los lienzos destacan pintores como el Greco, Goya, Zurbarán, Murillo, Velázquez, Federico Madrazo, el Bosco, Frans van Mieris, Lucas Cranach o Sir Joshua Reynolds.

La marca de la Fundación es "Colección Lázaro. Un museo para el coleccionismo", queriendo ser un referente y un punto de apoyo en el estudio y difusión del coleccionismo, propiciando la reflexión y el diálogo en torno a este fascinante tema.

La principal misión de la Fundación es enriquecer la vida de las personas a través de la conservación y difusión del legado de José Lázaro, fomentando la educación y la cultura. Por ello ofrecen una programación cultural activa y estable que permite mostrar y prolongar, desde múltiples variantes, la generosa labor cultural que José Lázaro inició hace ya más de 100 años.

Laura Ávila

Autor: Laura Ávila
publicidad
publicidad