El realismo mágico de la mujer vintage

La artista figurativa Laura Giardino expone una muestra de sus últimas creaciones en el Instituto Italiano de Cultura donde se descubre una interpretación peculiar de la realidad a través de los ojos femeninos en la actualidad.

La artista milanesa Laura Giardino (1976) nos invita, casi sin darnos cuenta, a un mundo repleto de miradas peculiares, de interpretaciones de la realidad íntimas y casi sacadas de su propio diario, de su mente a través de sus manos. La serie de creaciones, en su mayoría de técnica mixta sobre lienzo o madera-cartón, dejan entrever la psicología femenina en su perspectiva actual a partir de situaciones extrañas, insospechadas y, en cierto modo, surrealistas.

Inmersa en una realidad de la que no se evade, Giardino muestra a la figura femenina, fijando su atención en su papel actual, en espacios vacíos, solitarios y en continua sospecha del antes y el después que rodea a la imagen mostrada. La sorpresa, la insinuación e incluso la actitud perdida ante el mundo que se le presenta se relaciona directamente con el reflejo de las experiencias vitales que le han tocado al ser humano, y a la mujer en especial, en el mundo que vivimos y en la época que transcurre: confusión, anhelos y nostalgias, inseguridad ante un mundo tan repleto de muchedumbre y a la vez tan solitario…

En sus momentos de inspiración, la artista italiana se sirve de numerosos métodos creativos e iconográficos desde revistas o el enorme archivo que existe en la red hasta fotografías, imágenes del cine, etc. A pesar del enorme movimiento de los elementos que conforman esta iconografía, Giardino descubre al espectador una narración silenciosa y suspendida, siendo la composición final fruto de un collage mediante diversas técnicas que utiliza para desarrollar las distintas creaciones.

De una matriz claramente publicitaria y con un estilo vintage son sus figuras que recuerdan, inevitablemente, a Edward Hopper y su simbolismo realista que formó la base de la inspiración noir a lo largo del siglo XX y célebre, sobre todo, por su real reflejo de la soledad en el hombre contemporáneo estadounidense.

Partiendo de una aparente inmovilidad, Giardino nos traslada a espacios autónomos que hacen del entorno de la protagonista de cada creación un mundo en el que actuar de algún modo soñador, creativo y en búsqueda constante de un realismo pero siempre mágico, peculiar, alejado de las normas.

Magda Cabello

Autor: Magda Cabello
publicidad
publicidad