El abuelo que saltó de la ventana y se largó

Con este largo y extraño título nos presenta Jonas Jonasson su primera novela. Este representa  perfectamente la estrambótica historia que consigue enganchar a todos entre sucesos históricos difícilmente creíbles y anécdotas desternilantes. La obra tuvo tanto éxito que la película se ha convertido en la más vista de la historia en Suecia.

Minutos antes de que comience la celebración de su centésimo cumpleaños, a la que incluso está invitado el alcalde, Allan Karlsson toma las riendas de su vida, y cansado de su vida monótona en la residencia, se viste con un traje elegante y sus mejores pantunflas y se escapa por la ventana de su habitación, gracias a dios situada en el primer piso. El mejor sitio en el que un anciano puede pasar desapercibido es la estación de autobús, donde por avatares de la trama, termina con una maleta llena de millones de coronas (moneda sueca). Desde este momento todo viene rodado, y con muchos trompicones.

El personaje principal suscita cariño y ternura desde el inicio por su audacia y falta de prejuicios, y en especial por el fantástico sentido común y las ganas de vivir incansables con las que se enfrenta a la vida, que suponen un soplo de aire fresco en una sociedad, como es la sueca, con un alto índice de suicidios y depresiones; y un momento social, en toda Europa, en el que las preocupaciones laborales y económicas protagonizan nuestros pensamientos y no nos permiten disfrutar de los imprevistos.    

La obra se caracteriza por un ritmo acelerado y un abuelo todoterreno que se escapa de su residencia el día de su cumpleaños para verse envuelto en una trama que repasa los estereotipos suecos, los sucesos más importantes del siglo XX y la personalidad de personajes tan relevantes  como Franco o Eisenhower.

Su forma de describir una vida dura, repleta de problemas y baches está cargada de sentido del humor, hasta el punto de no notar que hablamos de castraciones químicas no consentidas o bandas armadas. Carcajadas cargadas de crítica social, moral y filosófica. También es destacable la importancia, tanto para la historia como para el personaje principal el estudio psicológico de los personajes secundarios, llevado con inteligencia para no hacer pesada la evolución de los acontecimientos, convirtiendo a "El abuelo..." en una páginas plagadas de personajes redondos.

Jonasson es un periodista y escritor sueco nacido en 1961, su primera obra fue El abuelo que saltó por la ventana y se largó; publicada en 2009 y con la que consiguió vender más de ocho millones de copias, ganar el Premio Sueco Superventas (2010) y el Premio Alemán Pionero (2011). Su nueva novela ya está a la venta, La analfabeta que era un genio con los números.

La explicación de Jonasson a esta descabellada trama es la posibilidad de huir de una vida gris. Cuando la vida que tenemos es gris; con un trabajo que no nos gusta o poco estimulante; una familia que nos agobia o que a veces (muchas) cambiaríamos; tener un refugio, un abuelo con el que vivir la aventuras, ayuda a evadirnos y ver las cosas desde otra perspectiva. Su historia aspira y consigue, ser un bote de salvamento.

RDV

Autor: RDV
publicidad
publicidad