Cómo y por qué aprender inglés por internet

En la actualidad, el auge de las nuevas tecnologías ha hecho que Internet se haya convertido en una herramienta muy útil para ampliar nuestra formación. Gracias a ello, podemos seguir mejorando nuestro curriculum sin tener que salir de casa, en el momento que más nos convenga y con un aprendizaje a nuestro ritmo. De esta forma, si estás trabajando y no tienes tiempo para acudir a clases presenciales, no tendrás que renunciar a mejorar tu formación.

En este sentido, la formación online es una opción muy interesante en lo que al aprendizaje de idiomas se refiere. No cabe duda que el inglés tiene hoy un peso muy importante dentro de muchas empresas. En algunos casos se convierte en requisito indispensable para acceder al puesto de trabajo. Con lo cual, no poseer conocimientos en inglés puede hacernos perder muchas oportunidades de trabajo. En los últimos años se ha demostrado que contar con un buen nivel de inglés incrementa las posibilidades de conseguir un buen empleo considerablemente.

Y no solamente en España, sino que además puede hacernos perder muchas oportunidades en el extranjero para seguir creciendo en nuestra carrera profesional o simplemente para intentar encontrar fuera el trabajo que en España no encontramos, por lo que seremos nosotros mismos los que nos estaremos poniendo techo. Así pues, en un mercado laboral tan competitivo como el actual, hablar inglés ya no es una opción, sino una necesidad.

Afortunadamente, hoy en día no es necesario matricularse en una academia de inglés y acudir a clases presenciales. Basta con aprovechar los recursos que las nuevas tecnologías ponen a nuestra disposición. Gracias a los cursos de inglés online de una manera mucho más flexible y marcando nuestro propio ritmo. Es precisamente esto último la mayor ventaja de estudiar inglés online, ya que en las academias el profesor generalmente sigue el ritmo de todo el grupo y no de cada alumno. Existen directorios en internet que seleccionan los mejores, un ejemplo es TopFormacion. Pero veamos con más detalle cuáles son todas las ventajas de aprender inglés por Internet.

Ventajas de aprender inglés online

1. Comodidad

Una de las grandes ventajas de aprender inglés por Internet es la comodidad en todos los sentidos. Gracias a la formación a distancia, no estamos obligados a acudir a las rígidas clases particulares, sino que podemos aprender inglés desde el sofá de casa. Sin tener que desplazarnos.

2. Flexibilidad

La flexibilidad también supone una gran ventaja, ya que nos permite cambiar nuestros horarios cuando lo necesitemos, pudiendo ir a trabajar o a buscar a los niños a la escuela sin depender de las clases. Podemos hacerlo en el momento en que nos sintamos más cómodos y tranquilos, con lo cual nuestro aprendizaje también será más productivo.

3. Clases 24 horas

Uno de los mayores inconvenientes de acudir a clases de inglés a una academia es que hay días festivos, podemos tardar en llegar por el tráfico, algún día puede surgirnos un imprevisto… En cambio la modalidad de aprender inglés online no impone este tipo de inconvenientes, ya que pase lo que pase, solamente necesitarás conexión a Internet y un ordenador. Además, podrás resolver las dudas con tu tutor siempre que lo necesites.

4. Mayor aprendizaje

La neurociencia ha demostrado que, cuando el cerebro está relajado, está mucho más predispuesto a aprender que cuando no lo está. Existen pocos lugares más cómodos que nuestra propia casa. Por eso precisamente es por lo que aprender inglés desde casa es la mejor forma de aprovechar nuestras sesiones de estudio. Al estar cómodos, nuestro cerebro asimila mucho mejor las lecciones.

5. A tu ritmo

El hecho de poder entrar a la plataforma de enseñanza online cuando mejor nos venga contar con un tutor que resuelva nuestras dudas es una de las mayores ventajas de aprender inglés por Internet. En una clase en grupo, el profesor sigue el ritmo de la mayoría de la clase y además puede que no tengamos tanto tiempo para formular nuestras preguntas. En cambio, en los cursos online, el aprendizaje es mucho más personalizado y el alumno puede ir avanzando en base a sus resultados sin ningún tipo de presión. Lo que garantiza que los conocimientos que va adquiriendo son mucho más sólidos.

6. Diferentes formatos de materiales

Generalmente en las clases presenciales el profesor habla en inglés y pone algunas audiciones las veces que considere necesarias, que no suelen ser muchas. Sin embargo, cuando nos matriculamos en un curso de inglés online tenemos a nuestra disposición diferentes formatos de materiales como imágenes, audios, vídeos y actividades, que además de hacer las lecciones más amenas podemos escuchar o dedicarles el tiempo que necesitemos.

7. Los cursos online son más baratos

Los cursos online suelen abonarse por un precio fijo, lo que supone una gran ventaja, ya que el alumno puede continuar su aprendizaje el tiempo que necesite hasta finalizarlo. Las clases presenciales se suelen pagar por horas o por meses, por lo que el precio final suele ser más elevado, especialmente si optamos por las clases individuales. Pero además, no solamente supone un ahorro porque las clases son más baratas, sino porque además ahorramos en desplazamiento.

8. Profesores nativos con alta cualificación

La formación e-learning ha hecho que la elección  del profesor para un curso no esté supeditada a su ubicación geográfica. Con lo cual el centro de formación puede permitirse el lujo de contratar a un profesor que se encuentre incluso viviendo en otro país, pudiendo elegirlo en función de su cualificación y experiencia en la enseñanza y no por el lugar en el que resida.

9. Trabajo colaborativo

Las plataformas de formación a distancia ofrecen chats y foros que resultan de gran utilidad para que todos los alumnos del curso puedan formular sus preguntas o realizar sus aportaciones. De esta forma, no solamente es posible resolver dudas que incluso no habíamos pensado gracias a las preguntas de otros compañeros, sino que además podremos aprender mucho de sus participaciones en el foro. Permitiendo un intercambio de conocimientos muy valioso entre el profesor y los alumnos y entre los propios alumnos.

10. Adiós a las distracciones

El hecho de no compartir aula con otros alumnos evita las distracciones. Pero no solamente tú evitas las distracciones, sino que además el profesor tampoco se distrae, por lo que únicamente está centrado en ti y podrá resolver mejor tus dudas, adaptándose a tus necesidades y a tu ritmo de aprendizaje.

Autor: TopFormacion
publicidad
publicidad