Salvaje tentación

X

No existe espacio, de saetas el cuerpo lleno.

Eros sobre Eros, contra Anteros la saeta,

Recupera de voz la mar entera,

Llena de voz la mar entera,

Magma que brota del magma, Eros la ceniza,

Magma, Eros, la ceniza, la ceniza,

Mi cuerpo la ceniza, mi cuerpo magma, mi cuerpo Eros.

 

Alas se desprenden, alas,

Alas se renuevan, vuelo Eros, yo, la ceniza.

Alas en la cercanía de los talones, tajís esfiroí, Aquiles,

Vencerás, oh, sí, a la tortuga.

 

Vuelo, sobre las caricias vuelo,

Engendro de madera la saeta, disparo la saeta,

Flecha el horizonte, disparo horizontes,

Flecha el mar y sus agitados peces, disparo peces, disparo mar,

Flecha el contorno de la risa, disparo de la risa los contornos:

Flecha, flecha, flecha,

Disparo la ruda flecha,

Contra tus labios la palabra,

Contra el sudor la del mar la espalda,

Contra la de la mirada la ignorancia,

Contra el silencio y sus gatitos,

Contra el espejo y sus miles de pretextos, disparo, yo disparo,

Disparo de mí células de razón, la razón,

Y entre mis dedos la abnegación,

Y entre las uñas disparo la del sol la obstinación.

 

Magma en mí, el recuerdo, magma en ti la punta de este eco:

Se repite, se repite, mi palabra se repite:

Latitudes, longitudes, mi palabra,

Frío, caliente, húmedo, seco, mi palabra,

Alto, bajo, ancho, estrecho, mi palabra:

Cavaré surcos con mi palabra,

Volveré la voz de nuevo a la de acero la punta punta,

Dispararé voz tras voz, mis voces.

 

 

XI

Disparar en el centro, disparar,

disparar el corazón, disparar,

Dispara en el tu centro el mi centro,

Disparar la voz, el murmullo, el grito, el pregón,

Disparar en tu centro la voz que me oprime

El corazón me oprime,

La voz que de madera su existencia obtiene.

 

Dispara, oh, Eros, la flor que guardas, en la aljaba guardas,

La flor que de la voz obtiene,

Naturaleza, acción, cuerpo, piel y labios labios, labios de los labios labios,

De los labios, de los labios labios la flor obtiene,

De los labios, la voz obtiene,

La flor que voz obtiene, oh, sí, oh, sí,

La flor dispara, contra el rudo pecho la flor dispara,

Que penetre hondo, que penetre, que el pecho penetre hondo, la flor penetre,

Que penetre hondo, la flor penetre.

 

El golpe conmocionará:

Piel, flor, la piel, la flor: estallamiento.

La flor penetra hondo, la flor penetre hondo,

Estallamiento la flor y sus caprichos,

Estallamiento, la voz y sus aullidos,

Estallamiento, la piel y sus delirios,

Estallamiento, el golpe y sus dolores.

Flor la voz, flor la de ti la voz,

Piel la de ti la piel.

 

Disparar, siempre disparar, contra los obstáculos disparar,

sobre la muralla disparar,

contra tu muralla disparar,

la voz de mi voz disparar, contra tu muralla la mi voz disparar.

 

 

XII

¿En dónde reside el tu miedo?

¿En dónde acumulas de las sombras los pecados?

Te veo, me veo, nos veo,

No quiero de la luz la voz,

No quiero de la bondad los pasos al son marcar.

Soy las botas del general,

En lid me bato, la oscuridad contamino,

Al cañón me dirijo:

Rompe de la madrugada el silencio, rompe,

De la madrugada la paz altera, la paz, la paz,

Rompe de mi sed la continuidad,

Rompe de las aguas la claridad,

Corrompe del mar la tranquila salinidad,

Sobre la de piel muralla arroja de sangre los venablos:

Azagaya, honda, arco,

Del amor el filtro,

Eros, Anteros, la pasión que hila de la voz la su osadía.

 

¿En dónde reside de ti el miedo miedo?

¿Sacrificas a la pasión el hilo de tu voz?

¿Quiebras en la noche las fibras del vestido que tu cuerpo cubre?

Respuesta a la de la voz el equilibrio,

La de la voz el equilibrio.

 

Deja escapar de tu alma el murmullo,

Deja que hierva en tu pecho del corazón la del té la taza.

 

Escucho. No escucho.

No existe precedente.

No quiero la voz en mi paladar que hable,

No busco solitarias palabras en mi vientre se agitar.

 

Al miedo la batalla en buena lid presento,

Al miedo de la aljaba las puntas yo entierro,

General de largas botas, mi equilibrio lo repite:

Disparo, disparo, mi saeta al miedo yo disparo.

 

Janitzio Villamar

Autor: Janitzio Villamar
publicidad
publicidad