Placeres interrogativos

Si regalásemos menos amores sin corazón,

Menos sonrisas despiadadas y menos tortazos camuflados,

Descubriríamos que el amor, en realidad,

Es pasión sin censuras, acto en potencia y potente acto.

¿Y qué es, si no, el acto si no el ser uno mismo?

¿Y qué son las preguntas, si no el placer de buscar una respuesta?

No incomodes mi rutina con dramas rutinarios

porque la ruptura del pensamiento es lo que me permite vivir a zarpazos,

a descubrimientos, a espléndidas escrituras.

Autor: Magda Cabello
publicidad
publicidad