Como agua entre los dedos

No te das cuenta que con la simpleza de un parpadeo puedes romper en mil pedazos tu mundo. Que como el sudor que recorre tu espalda dejarías caer los sueños, los deseos y la esperanza. Que como el mar acercándose a tus pies verías tus promesas llegar, pasar e irse.
Que con el suspiro de aquel que espera rendirías a tu corazón.

Tampoco te das cuenta que con el chasquido de los dedos romperías también mi mundo. Que como una sombra desaparecida en la noche abandonarías mi alma. Que como la lágrima deslizándose por tu mejilla dejarías caer todo lo que he sido, soy, y querría ser contigo.

Como viajero abandonarías mi estación, llevando en tu maleta las películas por ver, los postres por compartir y los lugares por visitar. Arrastrarías contigo los besos por probar, las miradas por cruzar y las sábanas por sudar.

Con la cabeza baja del perdedor, te marcharías en la oscuridad sin llegar a saber, realmente, lo que has perdido. Como aquel que se rinde, andarías despacio, girando la cabeza, por si tus dudas caminan a tu lado, o se han quedado para protegerme.

Y como quien no sabe sentir, me dejarías rodeada de un montón de nada, ante el fracaso de haber intentado crear un todo. Me dejarías atrapada en medio de ese montón de nada al que llamamos vida, una vida que no tendría sentido sin ti para construirla.

Autor: Marina Tobal Martínez

¡Colabora con nosotros!

Envía tus creaciones a creacion@rincondelvago.com
publicidad
publicidad
publicidad