publicidad
publicidad
Christmas

Christmas Stocking

   Uno de los momentos más deseados de Christmas es la llegada de Santa Claus, en la tradición europea, Papa Noel. Los niños americanos están más familiarizados con Santa Claus que con los Reyes Magos, aunque, sin duda preferirían recibir regalos de ambos amigos del Niño Jesús, una vez en Navidad y otra en la Epifanía (Noche de Reyes Magos).

   Con la esperanza de que Santa Claus pase por sus hogares, la gran mayoría de los niños de Estados Unidos coloca la víspera de Navidad (Christmas Eve), su Christmas stocking en la repisa de la chimenea o cerca de los Christmas trees

  En la poesía "The night before Christmas", de Clement Clarke Moore, autor estadounidense de comienzos del siglo XIX ya se recogía esta tradición: "...The stockings were hung by the chimney with care, In hopes that St. Nicholas soon would be there..." (Y con cuidado se colgaban las medias en la chimenea, en la esperanza de que San Nicolás (Santa Claus) volvería pronto...)

   En Estados Unidos es bien conocida la leyenda sobre la media (calcetín) de Navidad (Legend of the Christmas Stocking)

 


   La media de Navidad, Christmas Stocking, es uno de los símbolos en las navidades anglosajonas y más concretamente estadounidenses.

   Al parecer un rico noble anglosajón vivía feliz con su mujer y sus tres hijas, hasta que la muerte le arrebató a su esposa. El desconsuelo de este hombre le llevó a perder la concentración sobre sus negocios, así que el padre y las tres hijas cayeron en desgracia y se arruinaron.

   No les quedó más remedio que viajar y refugiarse en la cabaña de un campesino, donde las hijas tenían que cocinar, limpiar y realizar múltiples tareas para ganarse la vida. Pasaron los años y a l
as hijas les llegó la hora de casarse. Para desesperación del padre, éste no tenía nada para ofrecer en dote a la familia de los futuros esposos, por lo que la pobreza arruinaría la felicidad de sus hijas, quienes no podrían contraer matrimonio, según las costumbres de la época.

   Cierta noche que las hijas habían lavado sus vestimentas y habían dejado colgadas de la chimena sus medias (Christmas stocking) para que se secaran, ocurrió algo. Santa Claus (Saint Nicholas, en la tradición americana) se compadeció de la miseria y desesperación del hombre por sus hijas y, bajando por la chimenea introdujo un lingote de oro en cada una de las Christmas stockings de las hijas.

    Al amanecer Santa Claus se había ido, pero el padre y las hijas pudieron comprobar que el regalo de Santa Claus permanecía. Desde ese momento la familia vivió feliz y sin dificultades, y las hijas pudieron casarse con sus amados, gracias al contenido de las Christmas stockings..


   Espoleados por la leyenda (Legend of the Chistmas stocking), hoy día, miles de niños de todo el mundo han seguido la tradición de colgar su "Christmas stocking" de sus chimeneas. Las más populares Christmas stockings son aquellas que imitan el aspecto de las medias que usa Santa Claus, rojas y con borlas de pelo blanco.
Si le preguntan a un niño anglosajón cuál es su momento favorito de Christmas, seguramente os responderá "hanging Christmas stocking".

   Esta tradición anglosajona de dejar la media o calcetín colgado de la chimenea o cerca del árbol de Navidad, convive, en los países latinos con la tradición de los Reyes Magos. Los niños, devotos por igual de Papá Noel y de los Reyes Magos, en la víspera de la fiesta de la Epifanía (6 de enero), los niños dejan su calzado absolutamente limpio cerca del árbol de Navidad y se acuestan pronto en la esperanza de que al despertarse, junto a los zapatos luzcan estupendas cajas de juguetes y regalos.